Utilizan teléfonos celulares para evangelizar en el sur de Asia

En estas áreas, los lujos electrónicos como teléfonos celulares pueden parecer inesperados. Pero, extrañamente, son bastante comunes. Y eso se debe a la utilidad que le están dando gracias a lo que trabajan por el evangelio como son Brennan y Verónica Masterson.

  • Evangelismo    
  • 6 oct 2015   

¿Qué sientes con esta noticia?

SUR DE ASIA – Los pueblos rurales en el sur de Asia son afectados por la pobreza, por lo que la vida cotidiana es un desafío. La mayoría de los habitantes son jornaleros que luchan para satisfacer sus necesidades físicas, y muchos son analfabetos.

En estas áreas, los lujos electrónicos como teléfonos celulares pueden parecer inesperados. Pero, extrañamente, son bastante comunes. Y eso se debe a la utilidad que le están dando gracias a lo que trabajan por el evangelio como son Brennan y Verónica Masterson –nombres cambiados por seguridad –.

Los Masterson han servido en el sur de Asia durante 10 años con el objetivo de compartir a Cristo y equipar a otros a hacer lo mismo. Eso puede ser difícil cuando se trabaja con culturas analfabetas y que solo dominan el lenguaje oral, así que es allí donde los teléfonos celulares son útiles, según publica Mnn Online.

Los Masterson utilizan una variedad de recursos electrónicos: una Biblia en audio completo, una película del Nuevo Testamento, 35 historias de la Biblia, estudios de la doctrina cristiana, Entrenamiento para Formadores, material de discipulado, y música de adoración.

“Queremos poner estos recursos que hay, para que tengan acceso todos”, dice Verónica, “No es sólo para los pastores.

La expectativa es para todo el mundo, ya sea una abuela o un adolescente que sean capaces de hacer esto y compartan el evangelio y hagan discípulos”.

Y eso es exactamente lo que está sucediendo. Una mujer, llamada Diya –nombre cambiado– realiza sus labores durante el día para mantener a sus tres hijos, después del trabajo asiste a los estudios bíblicos por la noche. Cuando recibió la tarjeta microSD con el celular, su ministerio comenzó a florecer.

“Después de conseguir la tarjeta SD, su ministerio simplemente estalló”, dice Verónica. “Pasó de 7 grupos de 12 hasta 17. Ella ha iniciado más de 30 casas iglesias”.

Esos números no parecen estar disminuyendo. A finales de 2014, más de la mitad de la población del país tenía un teléfono celular, y se espera que aumente.

La mayoría de los habitantes son dueños de teléfonos de características regulares. Sólo 1 de cada 10 posee un smartphone, pero también se espera que la cifra aumente en 2020, con las predicciones de que un 40% de la población del país tenga teléfonos inteligentes.