Ex miembro de la mafia Yakuza se convierte en pastor y evangelista

“En la cárcel, pocas oportunidades se le dan a los condenados a arrepentirse desde el fondo de sus corazones. La tasa de reincidencia se puede atribuir al hecho de que no hay lugar para ellos para empezar de nuevo en la sociedad”, dice él quien también predica en las cárceles.

  • Evangelismo    
  • 23 mar 2016   

¿Qué sientes con esta noticia?

JAPÓN.- Son 11 años de ministerio, un llamado que comenzó cuando aún estaba en la cárcel. El ex miembro de Yakuza –mayor mafia japonesa–, se convirtió y ahora les predica a los ex gansters y a las personas con un historial de detenciones y adictos a las drogas en Japón.

Tatsuya Shindo era adicto a las drogas y fue parte del crimen organizado en una de las principales organizaciones criminales en el mundo.

Fue detenido tres veces por el uso de estimulantes por lo cual fue encarcelado, sin embargo, tuvo acceso a la Biblia por lo que decidió dejar todo ese pasado atrás.

“En la cárcel, pocas oportunidades se le dan a los condenados a arrepentirse desde el fondo de sus corazones. La tasa de reincidencia se puede atribuir al hecho de que no hay lugar para ellos para empezar de nuevo en la sociedad”, dice él quien también predica en las cárceles.

Quien le dio una copia de la Biblia fue su esposa durante la última visita que le hizo a él cuando fue detenido por tercera vez.

Incluso en ese lugar Shindo tomó un curso de teología por correspondencia y así fue que ganó la libertad para luego asistir a una escuela de teología en Tokio.

La iglesia del ex gángster se encuentra en una sala de 24 metros cuadrados donde antes funcionaba un karaoke. Ahora es un templo que tiene 11 años que se mantiene con donaciones de los fieles.

Entre las decenas de creyentes son muchas las personas con antecedentes similares a Shindo, en busca de una palabra que cambie sus vidas.