nav
Jueves 01 de Diciembre de 2016

Video revela impacto del evangelio en el mundo

El material revela el increíble impacto de las misiones cristianas. La herramienta fue creada con la misión de “equipar a los cristianos para examinar nuestra cultura a la luz del Evangelio transformador y el imparable poder de Jesucristo”.

  • Evangelismo    
  • 21 mar 2016   

¿Qué sientes con esta noticia?

“La difusión del Evangelio” es el nombre del video creado por el Conservatorio Occidental Occidental, que ya cuenta con más de 390.000 visualizaciones. En el se revela el impacto dramático de la Gran Comisión en el mundo en 90 segundos.

El cristianismo (en blanco) primeramente superó las barreras lingüísticas y culturales ocupando y ultrapasando el territorio del Imperio Romano (en rojo).

Después, muestra (de color naranja), la consolidación de lo que se llamaría el Imperio Bizantino, que aceleró la expansión del cristianismo.

Alrededor del año 600 aparece el Islam (en verde) que termina predominando en el Oriente Medio y el Norte de África en cuanto al Imperio Bizantino este llega a su fin. En el resto del mundo, el cristianismo está creciendo y extendiéndose.

En el año 1200 llega un nuevo imperio (el mongol), que también termina por sucumbir. Cerca de 300 años después, el cristianismo se extiende por los continentes recién descubiertos para cubrir casi todo el planeta.

En la era moderna, el comunismo (rojo) se extendió a través de Asia. Tuvo una vida corta, teniendo como fuerza de su bolsillo hasta hoy sólo China, Cuba y Corea del Norte.

El material revela el increíble impacto de las misiones cristianas. La herramienta fue creada con la misión de “equipar a los cristianos para examinar nuestra cultura a la luz del Evangelio transformador y el imparable poder de Jesucristo”.

El Conservatorio Occidental produce recursos sobre la historia, la cultura, la educación, las artes y el material de discipulado. Su objetivo es ver “cristianos con un deseo más apasionado para ser moldeados conforme a la imagen de Cristo y verlo colocado por encima de todo (Colosenses 1:18)”.