nav
Sábado 03 de Diciembre de 2016

Cristianos dispuestos a dar su vida por una copia de la Biblia

Proyecto invierte en maquinaria que facilite impresión de la Biblia en grandes áreas donde ocurre la persecución.

  • Evangelismo    
  • 8 jul 2016   

¿Qué sientes con esta noticia?

Los cristianos que viven la realidad de las iglesias subterráneas, especialmente en los países musulmanes, prefieren leer la Biblia impresa que usar una versión digital de las Escrituras.

Los traductores de la Biblia que trabajan con la misión de Wycliffe se vieron sorprendidos por el descubrimiento, ya que estaban invirtiendo en la difusión de este tipo de software y aplicaciones populares entre los cristianos de Occidente. Temas culturales e históricos influyen en esta elección.

David Reeves, uno de los líderes del ministerio de los medios de Wycliffe, explica que las solicitudes de biblias en el modelo tradicional los sorprendió. Según el sitio Mission News Network, esto es un desafío para la misión y un testimonio de fe, ya que en algunos países está prohibido poseer una copia de las Escrituras.

Según el misionero, imprimir copias de la Biblia precisa hacerlo en secreto en las regiones que traerlas del exterior porque esto sería más peligroso. Por lo tanto, se ha desarrollado un proyecto que incluye el desarrollo de una maquinaria compacta, lo suficiente como para ser transportado en secreto y lo suficientemente bueno para imprimir miles de copias del Nuevo Testamento.

Reeves explica que hasta ahora han tenido éxito. Sólo el año pasado se imprimieron más de 190.000 copias, tanto del Nuevo Testamento como de literatura cristiana. “Un sistema de impresión bajo demanda ha sido utilizado por nuestros hermanos y hermanas para imprimir las Escrituras en lugares que de otro modo no serían capaces de entregarlo”, dijo.

Como ejemplo, menciona el proyecto en países de Oriente Medio, Indonesia, Etiopía y noreste de Nigeria.

Para los nuevos proyectos, ellos mantienen la cautela. “Hay riesgos de seguridad y lo sabemos. Aun así, nuestros hermanos y hermanas están dispuestos a tomar esos riesgos.

Algunos incluso dicen que pagarían con sus vidas si es necesario. A principios de este año, el lugar donde trabajábamos en el Oriente Medio fue descubierto y cuatro hermanos fueron asesinados. Pero uno de ellos sobrevivió. Vamos a sustituir el sistema porque ellos quieren que continuemos con la impresión”, concluye.