nav
Jueves 01 de Diciembre de 2016

“Es sólo por la gracia que estoy viva”, dice ex lesbiana

Después de 20 años de ser el blanco de las oraciones de su madre, Venus Burton se dio cuenta de que Dios podía transformarla. Ella abandonó el lesbianismo para dedicarse a la predicación del Evangelio.

  • Evangelismo    
  • 23 ago 2016   

¿Qué sientes con esta noticia?

EE.UU.- La ex lesbiana Venus L. Burton, también conocida como la ex rapera Booski Love, ha pasado por grandes momentos de peligro, el deseo y la fama en Los Ángeles (EE.UU.). Ella se destacó entre las estrellas de la escena del rap, realizando shows en noches americanas.

En 2010, en el apogeo de su carrera, Booski Love, experimentó un momento de claridad. Se despertó del trance que la tenía presa y miró directamente a la eternidad, donde vio a su verdadero amor, esperándola con los brazos abiertos: Jesucristo.

Booski se dio cuenta de que, a pesar de haber sido criado en un hogar cristiano por su madre soltera, ella había ido tan lejos en su vida como lesbiana, pero Jesús todavía estaba esperando por ella.

“Booski Love murió ese día y se convirtió en una verdadera seguidora de Jesús. Ahora estoy trabajando junto a mi madre [Dr. VickiLee] compartimos las Buenas Nuevas para que todos oigan”, dice Burton.

Ella escribió un libro sobre su vida llamado “S.T.U.D – A Shared Testimony of Unashamed Deliverance” (Un testimonio acerca de mi liberación, en traducción libre). El libro fue hecho transformado en un largometraje de Hollywood y pronto será lanzado.

Burton y su madre hablan abiertamente sobre el extraordinario cambio en sus vidas y cómo la ex lesbiana se sentía aislada y confundida por no tener a un padre alrededor. Tratando de encontrar una realización, Burton entró en una alternativa de vida, ella tenía a muchas lesbianas enamoradas, por lo que ella vestía como un hombre.

Su madre dijo que ella oró por su hija durante 20 años. Durante este período estuvieron separadas. Cuando su hija se volvió a un estilo de vida alternativo, nunca se rindió “creer en un milagro de Dios”.

“Crecí en una casa sola”, dice Burton. “He tratado con una gran cantidad de problemas de abandono por no tener una figura paterna. Durante mis años de escuela secundaria en Norwalk [ parte de Los Ángeles], yo era muy rebelde y buscando el amor en todos los lugares equivocados. Yo estaba tratando con la presión del grupo y el hecho de no tener un padre, me enojaba”, informó.

“Todavía adolescente, me metí en las drogas y el alcohol y entonces tan pronto como salí de la escuela, entré en la vida de lesbianas”, dijo. Burton todavía vivía en su casa, también hacía estas cosas en secreto, pero pronto se convirtió en algo cada vez más difícil de ocultar, sobre todo su conducta hacia su madre y su hermano.

“La primera chica que besé era la novia de mi hermano”, dice Burton. “Eso trajo mucha confusión a la familia. No sabía que iba a destruir la familia, pero Dios nos reconcilió y nos hizo unirnos de nuevo”.

Su madre dijo que oraba sin cesar. “Siempre tuvimos una comunicación, pero lo más importante que hice fue orar mucho”, dijo. “Realizaba reuniones de oración toda la noche, cada noche de cada viernes, intercediendo por mi hija y mi hijo”, dijo.

Hoy en día, Burton señala que está viva, y es  por la gracia de Dios. “Es sólo por la gracia de Dios que todavía estoy viva hoy”, agregó.