Líderes cristianos son detenidos por evangelizar en Rusia

El presidente Vladimir Putin firmó en junio una ley que prohíbe la predicación religiosa fuera de los límites de los templos. Ahora surgen los primeros informes de líderes cristianos arrestados por evangelizar fuera de sus iglesias.

  • Evangelismo    
  • 1 sep 2016   

¿Qué sientes con esta noticia?

RUSIA. – Desde el fin de la Unión Soviética no se oía hablar sobre líderes cristianos detenidos en Rusia. Durante el gobierno comunista (1917-1989) el ateísmo era la norma y eran frecuentes los informes de persecución detrás de la “cortina de hierro”. Sin embargo, un cambio en la legislación este año conmovió profundamente a la libertad religiosa en suelo ruso.

El presidente Vladimir Putin firmó en junio una ley que prohíbe la predicación religiosa fuera de los límites de los templos.

Ahora surgen los primeros informes de líderes cristianos arrestados por evangelizar fuera de sus iglesias.

El diario The Moscow Times informa de que Sergei Zhuravlyov, de la Iglesia Ortodoxa Ucraniana Reformada Cristo El Salvador, fue detenido a principios de este mes en la ciudad de San Petersburgo. Estaba predicando cerca de un lugar donde se reúne una comunidad judía. La policía fue llamada y se le acusó de violar la ley mediante la realización de “actividad misionera ilegal”.

Zhuravlyov recurrió a sus abogados y ha sido puesto en libertad bajo fianza. Su caso fue enviado a un tribunal y él debe ser juzgado pronto. Según la agencia de noticias Interfax, el líder también es acusado de “promover actitudes negativas hacia la Iglesia Ortodoxa Rusa”.

Los medios locales tratan el tema como política, ya que Rusia y Ucrania están en guerra desde la invasión rusa de Crimea en 2014.

La semana pasada, afirma Christian Daily, fue detenido el misionero estadounidense Donald Ossewaarde.  Él es un pastor bautista, que fue acusado de realizar estudios de la Biblia en los hogares de las familias rusas en la ciudad de Oryol. Al igual que en el caso de Zhuravlyov, fue llevado a la estación de policía, fue multado con 617 dólares y puesto en libertad. Su caso irá a juicio pronto. Sin embargo, él está haciendo denuncias en el Internet que el abogado ruso que lo defendería simplemente le dijo que se fuera de la ciudad y que no recurriera a la sentencia.

Bajo los términos de la nueva legislación, si un ciudadano ruso es capturado por hablar de religión fuera de los lugares de culto tendrá que pagar una multa de 617 y 772 dólares. Si es una organización formal (misión), el valor puede llegar a ser multado con más de 15 mil dólares. Si es extranjero, además de la multa puede ser deportado. Por lo tanto, muchas misiones en el extranjero consideran la posibilidad de poner fin a las actividades en el país de evangelizar.

Líderes misioneros se manifiestan

Hannu Haukka, presidente del Ministerio Gran Comisión denunció que la nueva legislación es el movimiento más restrictivo a la libertad religiosa en la “historia post-soviética”.

“Esta nueva situación se asemeja a la Unión Soviética en 1929, cuando se hablaba de la fe era algo que sólo se permitía dentro de la iglesia”, explica Haukka. “En términos prácticos, estamos de vuelta en la misma situación”.

El pastor Sergey Rakhuba, presidente de la Misión de Eurasia, dice que esto causó preocupación en las siete denominaciones autorizadas para operar en el país. Los evangélicos rusos son menos de uno por ciento de la población. “Nosotros nos mantenemos desde el amor y compartir nuestra fe. La Gran Comisión no sólo se aplica a los tiempos cuando hay libertad”, ha asegurado.

El presidente de la Comisión Internacional de Libertad Religiosa, Thomas J. Reese, también criticó la ley, advirtiendo que “hará que sea más fácil para las autoridades rusas reprimir a las comunidades religiosas, sofocándolos a ellos y deteniendo a la gente”. Para él, se viola “los derechos humanos y las normas internacionales de libertad religiosa”.

Foto de ejemplo