Hombre ‘resucita’ y un pueblo entero se convierte a Cristo

El relato sobre este suceso fue dado por David Platt, presidente de la Junta de Misiones Mundiales Bautistas del Sur, en una reciente conferencia en Nashville.

  • Evangelismo    
  • 23 sep 2016   

¿Qué sientes con esta noticia?

ASIA. – Los residentes de un pueblo anteriormente no alcanzado en el sudeste de Asia terminaron convirtiéndose a Cristo, después de que vieron a su líder aparentemente muerto y luego volver a la vida cuando unos misioneros oraron por él.

El relato sobre este suceso fue dado por David Platt, presidente de la Junta de Misiones Mundiales Bautistas del Sur, en una reciente conferencia en Nashville.

Un cristiano local del sudeste de Asia, que se había convertido después de escuchar el mensaje del Evangelio, compartido por los misioneros bautistas del sur, tomó algunos amigos con él y comenzó a evangelizar en un pueblo “que era totalmente no alcanzado por el Evangelio hasta que llegaron allí”, informó la agencia Baptist Press.

Los residentes respondieron positivamente a la acción de evangelización, trayendo sus ídolos, collares y amuletos asociados con el ocultismo para ser quemados, dijo Platt. Pero entonces el líder de la aldea acabó muriendo.

Los residentes creían que su actitud (de conversión a Cristo) había enfurecido a los espíritus locales por lo que pidieron que sus objetos rituales les fueran devueltos. Por lo tanto, los cristianos fueron a donde estaba el cuerpo del líder y oraron por él, pidiendo “que Dios mostrase su misericordia a las personas en ese pueblo, que Dios mostrara su gloria y su amor para aquellas personas viesen”, dijo Platt, de acuerdo a Baptist Press.

De repente, el hombre tosió una vez, luego otra vez, y luego comenzó a respirar. Platt dijo que esto animó a los cristianos en su evangelismo en el pueblo.

“Así que compartieron el mensaje del Evangelio, y al día siguiente, la gente comenzó a entregar su vida a Cristo y el pueblo empezó a quemar sus ídolos”, dijo.

Platt dijo que no sabía si el líder de la aldea realmente había muerto o no, pero que “incluso si él no estaba muerto, Dios ciertamente eligió un momento oportuno para que su mensaje fuera compartido”.

Él llegó a la conclusión: “Hay algunas cosas que no conozco, pero esto es lo que sé: tenemos un buen mensaje de un Dios que venció a la muerte, que tiene el poder de decir a los muertos ‘vuelve a la vida’. Hermanos y hermanas, vamos a trabajar juntos para ver miles y miles de bautistas del sur proclamando la Buena Nueva hasta los confines de la tierra”.

Platt dijo que el milagro ocurrido fue un buen ejemplo del “poder de Dios para salvar a los pecadores de manera sobrenatural”.