Islámico intenta matar familia de pastor y termina viendo a Jesús

Líder islamista quería acabar con el ministerio de evangelización de los musulmanes.

  • Evangelismo    
  • 7 oct 2016   

¿Qué sientes con esta noticia?

Nínro Ruíz Peña

MEDIO ORIENTE. – Al-Rashid era el comandante de un grupo islámico radical, que quería convertir a todos al islam y hacer que todas las naciones se sometieran a la dominación musulmana. Después de oír relatos seguidos de musulmanes hablando sobre Mahoma y Jesús, decidió crear un grupo de trabajo para realizar un seguimiento a los líderes cristianos que eran responsables de por eso.

El objetivo era hacer que estos hombres se convirtiesen al islam o los mataban si se negaban. Fue cuando supo del pastor Paul, ex musulmán que ahora lleva un ministerio de evangelización en diferentes partes del mundo. De hecho, Paul y su equipo distribuyen biblias en muchos idiomas y ayudan en la formación de las iglesias en casas subterráneas en los países donde está prohibido el Evangelio.

Después de seguir los pasos del pastor, Al-Rashid elaboró un plan para matar a su familia y luego secuestrar al líder cristiano, donde lo obligaría regresar al islam. Todos los intentos de avanzar en ese sentido fallaron. “Lo atacamos varias veces”, dice el ex extremista “pero se escapaba milagrosamente”.

Una noche fue a la casa de la familia pastoral con el deseo de matar a todos, pero al llegar allí vio lo que parecían ser muchos soldados u hombres armados en todo el sitio, así que se rindió. Más tarde supo que no había nadie fuera de la casa esa noche, lo que lo dejó intrigado.

Algún tiempo después, Al-Rashid encontró que la familia del pastor estaba experimentando necesidades, incluyendo la falta de alimentación adecuada para los niños. Él decidió enviar a una mujer para entregarles alimento envenenado a ellos. Sin embargo, a medio camino fue atacada por un perro y resultó gravemente herida y nunca entregó los paquetes.

Luego decidió enviar una segunda mujer con chocolate envenenado a los hijos del pastor Paul. Incluso después de que los niños se lo comieron, sobrevivieron, pero la hija de pastor cayó muy enferma y fue hospitalizada.

“Yo estaba viendo, junto con otros dos hombres de lejos, para ver si ella iba a morir en el hospital. Nuestro plan era secuestrar su cuerpo”, cuenta Al-Rashid. Entonces sucedió algo inesperado.

“Vi una bola de luz que descendió del cielo y descansó en la habitación donde su hija estaba tumbada, inconsciente”, recuerda. Sin entender lo que estaba ocurriendo, claramente se dio cuenta de que una mano salió de la bola de luz y tocó a la hija del pastor. La chica se recuperó inmediatamente la conciencia y se levantó.

Él explica que la imagen de la mano tenía un agujero en la mano y la sangre corría de ella lo que lo impresionó. “Yo estaba temblando de miedo”, dice Rashid. “Me quedé tonto y caí”. Después de este espectáculo inusual, el líder terrorista comenzó a tener problemas para dormir.

Cada vez que cerraba los ojos por un largo tiempo, recordaba aquella mano. Una noche, la sombra de un rostro humano apareció con la mano y le preguntó por qué él estaba “predicando”. “Yo perdí mi paz”, recuerda Al-Rashid.

Recordé entonces que tenía una Biblia en la habitación, que consultaba de vez en cuando para criticar al cristianismo y trataba de demostrar la superioridad del islam. La abrió al azar, sus ojos se posaron en el texto de Juan 1: 9-10: “Aquella luz verdadera, que alumbra a todo hombre, venía a este mundo. En el mundo estaba, y el mundo por él fue hecho; pero el mundo no le conoció”.

“En ese momento entendí lo que estaban hablando acerca de Jesús”, dice. Se dio cuenta de que luz era realmente Jesús, que sangró por él cuando fue clavado en la cruz. Perturbado, Al-Rashid, buscó al pastor Paul y le contó todo. Para su sorpresa, recibió un abrazo y oyó el al líder cristiano, con lágrimas en su rostro, que estaba perdonado.

Esa noche, Al-Rashid entregó su vida a Jesucristo y nació de nuevo. Ahora dedica su vida a evangelizar a los musulmanes que, como él, se equivocan. Trabaja con Bibles for Mideast [Biblias en el Oriente Medio], ahora comparte su testimonio de cómo fue alcanzado por el amor de Dios.