Mujer se convierte a Jesús tras 50 años de idolatría

Balbinder fue una seguidora de la doctrina sij durante 50 años. El Sijismo es en la creencia de un dios y en diez gurús, registrados en el libro sagrado de los sijs.

  • Evangelismo    
  • 27 oct 2016   

¿Qué sientes con esta noticia?

GRAN BRETAÑA, REINO UNIDO. – Una mujer que siguió a la religión sij durante 50 años contó cómo se convirtió al cristianismo después de orarle a Jesús para que la ayudara con sus problemas. La doctrina básica del sijismo es la creencia en un dios y en diez gurús, registrados en el libro sagrado de los sijs. Balbinder informó que ella estaba desesperada con su hijo mayor y llamó a un amigo que era cristiano. Mientras lloraba, por un lado, su amigo la aconsejaba del otro lado.

“Si realmente quiere ayuda, sólo una persona puede ayudarle. Esa persona es Jesús”, dijo el amigo Balbinder. También él le sugirió que orare con fe a Dios. En tres días ella obtuvo una Biblia y la leyó, se dio cuenta de que sus problemas parecían tener sentido.

“Había sido un sij durante más de 50 años, pero cuando me convertí al cristianismo, mi hija empezó a oponerse contra mí sólo para molestarme, pero Dios me habló y me dijo que debería mostrarle mi amor por ella. Si me enojó. continué orando por ella. Luego ella se puso a leer en secreto la Biblia en su teléfono y cuando leyó el pasaje en que Nicodemo vino a Jesús, y Jesús dijo que tenía que nacer de nuevo, vio que estaba dispuesta a dar su vida a Dios”, recordó.

” Dios ha transformado mi vida y mi familia”, dijo.

Gavin Calver, director del proyecto, busca compartir estos testimonios que inspiran y animan a muchas personas. “Estamos encantados de ver que cada persona en el Reino Unido tiene la oportunidad de seguir a Jesús. Por eso hemos creado el sitio la Gran Comisión con historias, reflexiones y recursos diseñados para inspirar, equipar y capacitar. Cada cristiano y cada iglesia puede ser capaz de llegar a su comunidad con la buena noticia de Jesús”, señaló.

Graham Miller, presidente ejecutivo de “London Mission City”, destacó la utilidad del sitio en Gran Bretaña. “El reto del Reino Unido es que somos una sociedad multicultural”, dijo. “¿Cómo podemos llegar a todos estos diferentes tipos de personas? ¿Cómo puedo ser capaz de llegar a los estudiantes internacionales chinos? ¿Y los ancianos? ¿Y los jóvenes y niños?”, se preguntó.

Lynn Green, el secretario general de la Unión Bautista de Gran Bretaña, añadió: “Tenemos que ayudarnos unos a otros para compartir nuestra fe y ser testigos dondequiera que estemos. Queremos capacitar a todos los cristianos y las iglesias con estos testimonios para aumentar la confianza y ayudarlos”, resaltó.