nav
Martes 25 de Julio de 2017

Musulmana se convierte a Jesús tras ser mordida por serpiente

Hajira ya estaba desilusionada por los médicos debido al fuerte efecto del veneno de la serpiente que la mordió en el desierto. Sin embargo, un encuentro sobrenatural cambió su vida.

  • Evangelismo    
  • 19 dic 2016   

¿Qué sientes con esta noticia?

Cuando Hajira – parte de una familia musulmana prominente en el Medio Oriente – salió con sus familiares para disfrutar de una agradable velada en el desierto, alrededor de una  fogata, hace algún tiempo, no se imaginó que su vida estaba a punto de cambiar por completo. Después de haber sido mordida por una serpiente venenosa, empezó a temer a la muerte.

En un testimonio compartido por la organización “Biblias para Oriente Medio,” ella habló de cómo Jesús comenzó a trasformar su vida por completo, ya que se enfrentaba a la muerte de una manera tan intensa.

Hajira dijo que ella y su hermano son hijos de una de las principales autoridades islámicas de su país, que apoya la aplicación de la sharia para controlar el comportamiento religioso. También habló sobre la convivencia del hogar donde la poligamia es común.

Hablando sobre el momento en que fue mordida por una serpiente en el desierto, la chica dijo que regresaban a casa después de disfrutar de una agradable velada con su familia.

“Cuando caminábamos, sentí que algo me había mordido la pierna. Vimos una gran serpiente que se movía rápidamente, después de morderme.

Ella se había metido debajo de la arena, por lo que no la había visto a la serpiente cuando la pisé. Mi hermano tomó su arma e inmediatamente le disparó y la mató. Era una víbora de cuernos del Sahara, una serpiente muy venenosa”, informó.

El veneno de la serpiente comenzó a surtir efecto rápidamente, según Hajira y fue hospitalizada, llegando a estar en coma durante cuatro días. “En cuestión de segundos, estaba inconsciente. Inmediatamente me llevaron al hospital. Durante cuatro días estuve en estado de coma. Después de eso, abrí los ojos y recordé lo que estaba pasando. Pero no podía levantarme. Sentía un dolor intenso. Oí a los médicos que hablaban de mi insuficiencia renal y la creciente incapacidad para coagular la sangre. Nadie creía que iba a sobrevivir a eso”, dijo.

Abandonada por los médicos, Hajira dijo que no podía creer que iba a morir. “Me sentí muy mal y triste. Perdí mis esperanzas y traté de preparar mi mente para la muerte. Pero no pude. Volví la cara hacia la pared y lloré. No quería que otros vieran mis lágrimas. Oré a Dios, pidiendo una muerte sin dolor, que ocurriera mientras estaba dormida. Luego, lentamente, terminé conciliando el sueño”, dijo.

El encuentro sobrenatural

Dijo que mientras dormía, vivió un momento sobrenatural. Un ángel se le apareció y le pidió que invocara el nombre de Jesús y le dijo que Cristo había muerto y resucitado por ella.  “Mientras yo estaba durmiendo, un ángel se me apareció ante mí y dijo:” Llama a Jesús, Hijo del Altísimo, que murió crucificado por vosotros y se levantó de entre los muertos”, dijo. “Esas palabras me enfurecieron y dije: ‘Oh Jesús, el profeta, el hijo de María, no murió crucificado y también no era más grande que mi profeta [Mahoma]”.

El ángel le insistió a Hajira, que grandeza y el poder de Jesucristo como el salvador de la humanidad. “El ángel le dijo de nuevo: “Te equivocas Jesús es el Señor de los profetas. Él es el verdadero salvador. Él puede sanar cualquier enfermedad y salvarla del pecado y la muerte, clama a él en tu corazón y con tu boca”, continuó Hajira en su relato. “Entonces el ángel desapareció y me desperté, vi a mi hermano a mi lado y me preguntó: ‘¿Estabas soñando, oí que estabas hablando de Jesús, el profeta?”.

Ella entonces le dijo lo que realmente sucedió en su sueño: “Le dije acerca del ángel y lo que dijo. Pensé que se iba a enfadar. Pero quería ver a Jesús”, dijo.

En lugar de provocar la ira de su hermano, Hajira tuvo una gran sorpresa cuando habló de su sueño, Haroon también había tenido una experiencia sobrenatural con Cristo.

“Me dijo que también había tenido una experiencia con Jesús en una tormenta de arena, cuando él y su equipo iban en una operación de militantes”, dijo la niña. “Compartió su experiencia tremenda, y luego unimos nuestras manos y oramos a Jesús. Rogaron por el perdón de sus pecados pidiendo a Dios que los salvara”.

La joven fue sanada. Añadió que los médicos se sorprendieron al ver que ella realmente se había curado de una manera inexplicable. “Les dije a los médicos que había sido curado por Jesús. Ellos hicieron más pruebas y no entendían la cura milagrosa. Al ver mi buen estado de salud, los miembros de mi familia también llegaron a creer en Jesús” dijo.