nav
Viernes 24 de Marzo de 2017

Miembro de familia real es condenado a muerte por no negar a Jesús

Las máximas autoridades exigieron que el hombre negara su fe cristiana, pero se negó a cumplir la orden dio apoyo a los ministerios de evangelismo en su país.

  • Evangelismo    
  • 23 ene 2017   

¿Qué sientes con esta noticia?

Un miembro de una familia real en el Oriente Medio está ahora en prisión y ha sido condenado a una sentencia de muerte, a causa de su fe en Cristo.

Altos funcionarios exigieron que el hombre renuncie a su fe, pero él se negó a obedecer esta orden. En su lugar, se aferró a Jesús e incluso dio su apoyo a los ministerios cristianos que están haciendo la obra de evangelización en el país, de acuerdo con la misión Biblias para el Oriente Medio.

Biblias para el Oriente Medio es un ministerio de plantación de iglesias y distribución de Biblias en el Medio Oriente, Asia y África, donde el cristianismo sufre mayor persecución. La organización está liderada por el Pastor Paul Siniraj, un ex musulmán de la India cuyos ojos fueron abiertos al Evangelio hace muchos años atrás y ahora se ha comprometido en la obra de evangelizar a las personas de otras declaraciones de fe como musulmanes, budistas e hindúes.

La Misión ha explicado que este miembro de fe es de una familia real de Oriente Medio y esto ha servido de estímulo para los ministerios cristianos en su país.

“Los más altos funcionarios le han pedido que renuncie a su fe cristiana. Pero él se negó a abandonar su fe y dio aliento a los ministerios cristianos”, informó el ministerio.

La negativa del hombre a abandonar el cristianismo llevó a las autoridades a reanudar la investigación de un crimen que él cometió hace muchos años y que ha confesado y por cual está arrepentido. El caso que estaba archivado ha sido utilizado para abrir un juicio de crimen contra él.

Las autoridades han sentenciado al hombre a pena de muerte, pero la verdad de la conversión del hombre con el Evangelio tampoco está siendo mencionado en el proceso, de modo que la persecución religiosa no sea evidente.

Al parecer, el hombre no es el único miembro de la familia real que le dio la espalda al islam para seguir a Jesús. También hubo otros que llegaron a ser martirizados por su fe cristiana.

Recientemente, otro hombre de la misma familia fue detenido por abrazar el cristianismo y abandonar el islam. Otros recibieron amenazas de muerte.

Biblias para el Oriente Medio publicó una nota en su página web, pidiendo oraciones por estos hombres que fueron encarcelados, y especialmente por el que fue condenado a pena de muerte. La organización dice que cree que “la sangre de Jesús es la semilla de la iglesia”.

“Oren por esas víctimas de persecución religiosa para que nuestro Señor Jesús los proteja en sus manos potentes”, dice el comunicado. También pidieron oraciones por aquellos que están involucrados en el ministerio y el trabajo que están haciendo en la región.