Musulmán acepta a Jesús tras no poder quemar una Biblia

Un paquistaní llamado Azali intentó quemar una Biblia delante de un grupo de cristianos para probar que Dios no tenía poder para impedirlo, pero se sorprendió cuando se vio frustrado su intento.

  • Evangelismo    
  • 30 ene 2017   

¿Qué sientes con esta noticia?

PAKISTÁN. – Azali era un musulmán devoto, criado bajo los principios del islam desde una edad temprana. Pero una experiencia impactante en su adolescencia cambió por completo su vida: él tuvo un encuentro sobrenatural con Jesús, aunque antes había dejado claro su firme oposición al cristianismo.

Gracias a sus padres él había estudiado y memorizado el Corán con tan sólo siete años de edad, Azali dijo que a pesar que estudió en una escuela donde tuvo profesores y estudiantes cristianos, nunca estuvo de acuerdo en que la Biblia presentase la verdad sobre Dios.

“Tenía muchos colegas (o conocidos) cristianos en la escuela. Me sorprendió verlos estudiando en una escuela, siendo que yo los asociaba a un bajo perfil en la sociedad”, dijo.

Un día, un consejo de su maestro cristiano le molestó y lo instó a que odiara el cristianismo y lo animó a discutir más con sus colegas que creían en Jesús.

“Siempre les obligué a que aceptaran el islam. A menudo, mi maestro cristiano me dijo que no lo hiciera, Me advirtió: ‘Dios puede elegirte que como lo hizo con el apóstol Pablo'”, dijo.

“Un día, durante una discusión desafié a los cristianos a quemar los libros sagrados de ambos.

Ellos debían quemar el Corán y yo haría lo mismo con la Biblia. La idea era:  …” El libro que incendiara sería el falso y el libro que no se quemara contendría la verdad, porque Dios mismo salvaría su Palabra”, agregó.

Azali explicó que los cristianos no podían aceptar el reto, debido al fuerte contexto de la intolerancia religiosa que los extremistas islámicos imponen en el país.

“Desafortunadamente, no podían aceptar mi reto, porque era peligroso para ellos. La vida es difícil en un país islámico y el hacerlo podría causar que se enfrentarán a las leyes de blasfemia e incluso podrían ser condenados a muerte”, informó.

“Así que les dije que podía hacerlo solo. En primer lugar, le prendí fuego al Corán y el libro se quemó completamente delante de nuestros ojos. Entonces traté de hacer lo mismo con la Biblia, pero la Biblia latía en mi pecho y caí en el piso, había humo por todo mi cuerpo yo mismo estaba en llamas … pero me llené de otro tipo de fuego: ¡el espiritual”, dijo Azali.

El musulmán convencido entonces se encontró con una manifestación de Jesús, que se ha manifestado cada vez más en los musulmanes en muchos países occidentales y orientales.

“De repente, vi a un hombre de cabello dorado envuelto en una luz que se colocó a mi lado, Él puso su mano sobre mi cabeza y me dijo. Eres mi hijo, y desde ahora vas a declarar que el Evangelio en tu nación. Ve, que el Señor está contigo”, dijo.

“Entonces vi la piedra en la tumba, que fue retirada. María Magdalena hablando con un ‘jardinero’, pero aquel hombre era el mismo Jesús. Él besó la mano de la mujer y me desperté”, agregó.

Esa experiencia sobrenatural a Azali había lo dejado con muchas preguntas y él buscó la ayuda de sus padres para entender lo que había pasado, pero no fue bien recibido.

“Fui a casa y le dije a mis padres, sobre todo lo que pasó. Pero ellos no lo creían. Pensaron que los cristianos me habían lanzado algún tipo de magia en mí, pero les dije que todo esto sucedió ante mis propios ojos y que muchas personas habían visto lo que pasó. sin embargo, ellos no me creyeron y me echaron”, dijo.

Azali se dio cuenta de que debía buscar a alguien que tuviera más conocimiento de la Biblia, ya que él tenía un fuerte interés en su experiencia.

“Fui a una iglesia cerca de mi casa y allí encontré al líder de la congregación, y le conté todo lo que sucedió. Me mostró en la Biblia, el paso que había visto en el momento que me desmayé. Después me lo confirmó en las Escrituras y reconocí a Jesucristo como mi salvador, el 17 de febrero de 1985″, dijo.

Actualmente Azali está casado y tiene una familia que busca servir a Jesús.

Fuente: The  Gospel Truth