nav
Miércoles 20 de Septiembre de 2017

Líderes cristianos se oponen a campaña evangelística de Billy Graham

Cruzada de Franklin Graham enfrenta oposición por su postura anti gay

  • Evangelismo    
  • 22 feb 2017   

¿Qué sientes con esta noticia?

CANADÁ. – Varios líderes cristianos en la ciudad canadiense de Vancouver se reunieron para discutir la cruzada promovida por la Asociación Evangelística Billy Graham. Pero a diferencia de lo que ocurrió durante décadas, ellos se oponen al evento.

Desde el retiro de su fundador, las cruzadas están en manos de su hijo Franklin Graham, que dirige el ministerio. Sin embargo, su posicionamiento favorable a Trump durante la elección, lo hizo que pasara a ser catalogado como un “radical”.

El alcalde de Vancouver, Gregor Robertson, convocó a líderes católicos y líderes evangélicos para compartir sus “preocupaciones” con la visita de Graham. Se quejó de la postura pública del evangelista cuando habla de los musulmanes, homosexuales, ateos y demócratas (Partido Obama y Hillary).

La campaña evangelística será del 3 al 5 de marzo, el acto público pretende reunir a más de 25.000 personas. El ministerio de Graham realiza varias cruzadas y predicaciones en todo el mundo, siendo generalmente muy bien recibido por la iglesia local. Pero los discursos políticamente correctos de los tiempos, han levantado críticas por parte de varios segmentos cristianos.

Aunque muchos líderes evangélicos canadienses han mostrado su apoyo, el alcalde parece estar tomando ventaja. “El alcalde está preocupado por la seguridad. Las declaraciones que [Franklin] Graham hace acerca de los musulmanes y los homosexuales en realidad pueden causar problemas”, dice el concejal Tim Stevenson. Además de político, el alcalde Robertson, también es el primer homosexual asumido para ser ordenado por la Iglesia Unida de Canadá.

En una reunión la semana pasada, dirigido por Stevenson, fue elaborada una petición para que se realizara la cruzada, pero con otro predicador. Catorce líderes cristianos apoyan esta decisión, incluido el arzobispo Michael Miller, directivos universitarios y líderes de iglesias de denominaciones de ramas del cristianismo liberal.

Uno de los argumentos utilizados es que el discurso “extremista” en el sentido conservador, crea división en la iglesia. “Él deshumaniza la comunidad LGBT”, reclamó uno de los presentes.

Franklin es conocido por su postura abierta contra el matrimonio homosexual y su visión crítica del islam. Recientemente, clasificó a los transexuales de “extraños”. En ese momento, reconoció que no era un lenguaje educado, pero señaló que “Jesús no era muy cariñoso a veces. Llamó a los fariseos víboras, serpientes y sepulcros blanqueados”.

También ha apoyado la decisión de Donald Trump para prohibir la entrada de los musulmanes en el país. Se justificó diciendo que “el islam es una religión muy mala y perversa”, que declaró la guerra contra el Occidente Cristiano.