Misioneros distribuyen millones de biblias que ya no se utilizan

La organización cristiana ‘Mission Cry’ ha enviado a países necesitados, millones de biblias que estaban ‘paradas en las estanterías’ de las casas o que serían descartadas.

  • Evangelismo    
  • 7 jun 2017   

¿Qué sientes con esta noticia?

En los países donde hay bastante libertad religiosa puede parecer común que familias tengan ‘más’ biblias en sus casas. Pero el misionero Jason Woolford, de Mission Cry, dijo que existe una manera de dar un gran destino a estos libros que acaban permaneciendo parados en las estanterías de tantos hogares. La organización cristiana se ha comprometido a distribuir biblias y literaturas cristianas a todo el mundo.

“Cuando usted piensa en enviar un total de 300 millones de dólares en biblias y libros para 171 naciones y que estos ejemplares serían reciclados o se tirarían en la basura o quedarían parados en los estantes de alguien …”, comentó Woolford.

“En lugar de ser descartados, se están usando para cambiar verdaderamente el paisaje de todo este mundo”.

En el centro de distribución de Kenia, por ejemplo, Woolford dijo que los misioneros de esa región relataron que los cristianos locales “lloraron y abrazaron sus primeras biblias”. Además, por esa iniciativa, los pastores estaban recibiendo ejemplares de la Biblia por primera vez para compartir con sus congregaciones.

“Las palabras no podían expresar la alegría que veíamos en los rostros de las personas”, comentó Jason. “Cuando se habla de sembrar en suelo fértil, podemos verlo por aquí [Kenia]”.

Y la distribución de biblias y otros libros cristianos no es la única cosa que ‘Mission Cry’ hace en Kenia. “Entrenamos a unos 100 pastores todos los meses y nosotros les damos la Palabra de Dios para que ellos la prediquen y la distribuyan en sus congregaciones”, contó Wooldford.

El ministerio es tan exitoso que dos contenedores llenos de biblias ya están listos para ser enviados específicamente para los pastores en entrenamiento. Pero nada de eso puede suceder sin donaciones en efectivo. Jason contó que incluso con las donaciones de millones de biblias y libros cristianos para ser enviados a países como Kenia, todavía hay gastos con el envío de estos libros.

“Como la gente nos apoya financieramente, podemos enviar contenedores gigantes con cerca de 300.000 dólares en biblias y libros cristianos gratuitos, dentro de cada uno”, dijo Woolford.

La búsqueda de literatura cristiana para enviar a estos países es más fácil de lo que se imagina, recordó el misionero. El Ejército de Salvación está almacenando muchos de estos ejemplares de las Escrituras que ya no se utilizan y Mission Cry ha recibido esta literatura por correspondencia y con camiones de recolección.

“No podemos enviar estos libros y entregarlos gratuitamente, si la gente no se acerca y nos apoya y se unen a nosotros para ayudar”, dijo Woolford.

Por encima de todo, Jason destacó que ‘Mission Cry’ necesita mucho de las oraciones de cristianos en todo el mundo. “El diablo odia el 100%, lo que estamos haciendo”, comentó el misionero. “Estamos llevando la Palabra de Dios, que no regresa vacía a las personas de diversos países, absolutamente de gracia y luego las alentamos con libros cristianos, llenos de testimonios”.

“Cuando enviamos la Palabra de Dios, cuando enviamos la Biblia, estamos colocando a una persona, un nuevo creyente, en el camino de la comunión con Dios Todopoderoso”.