nav
Sábado 21 de Octubre de 2017

Hombre desiste de suicidio al oír la voz de Jesús

Después de tener esa experiencia con Dios, Dominique dejó de desear la muerte y se entregó a Cristo.

  • Evangelismo    
  • 14 sep 2017   

¿Qué sientes con esta noticia?

INDIA.- “Yo, Jesús, tu salvador, te estoy salvando del infierno y de la deuda”. Esa fue la frase que convenció a Dominique, un joven indio , no para suicidarse y dar su vida a Cristo. Dominique decidió iniciar su propio negocio en sociedad con Rahman, un musulmán de infancia. El pastor Paul, del ministerio Biblias para Oriente Medio, fue llamado por un amigo de los chicos para realizar una oración por la nueva empresa.

Al final de la reunión, el líder entregó un mensaje de Dios a Dominique: “Tu amigo te engañará y tratará de sacarte de la sociedad. Su vida está en peligro. Ten cuidado y mira a Jesús antes de hacer cualquier cosa.

Dominique fue incrédulo. “Estas oraciones son como un lavado de cerebro para las personas pobres, para sacar provecho de ellas”, dijo en su momento, creyendo que su amigo no lo traicionaría por ser un “verdadero musulmán”.

Todo corrió bien en los dos primeros años de la empresa, pero cuando los beneficios empezaron a caer, las deudas crecieron y el banco tomó medidas legales contra los chicos. Desanimados, ellos firmaron un pacto de suicidio el uno con el otro.

Dominique y Rahman fueron a una línea de un ferrocarril  y quedaron esperando el tren llegar, con tapones en sus oídos y ojos tapados con pedazos de tela. Todo parecía caminar según lo planeado, pero antes de que el tren llegase, Dominique sintió una fuerza arrastrándole lejos de los carriles.

“Usted no tiene autoridad para tomar su propia alma”, dijo una voz. “Ese es mi regalo para ti. Yo, Jesús, tu salvador, te estoy salvando del infierno y de la deuda”. Dominique se sacó los tapones de los oídos, se quitó el pedazo de tela de sus ojos y se puso de pie. Mirando alrededor, no vio a nadie. No encontrando el cuerpo de su amigo cerca de los rieles, él creyó que el tren había arrastrado su cuerpo a lo largo de la pista.

De repente, vio a Rahman escondido detrás de un árbol. Dominique percibió que en el momento en que los dos se habían acostado sobre los rieles, Rahman corrió para salvar su vida y engañar al amigo.

En el mismo instante, él buscó ayuda de los pastores de Biblias para Oriente Medio y aceptó a Jesús como Señor, después de una impactante conversación. Hoy, Dominique actúa como pastor en el norte de la India, está casado y es padre de un hijo.

Él aún recuerda que Jesús también le dijo: “Usted no es un hombre de deuda,” le aseguró Jesús. “Te perdono tus deudas, porque tú eres mi hijo y yo soy el hombre más rico de todo el mundo. Tú, y todos mis hijos, son mis tesoros escondidos delante de mi Padre”.

Desafortunadamente, Rahman no aprendió nada de sus errores. Se dedicó a otra sociedad de negocios, con un hombre Jain esta vez, y la empresa siguió el mismo patrón: un año o dos de beneficio, luego una rápida disminución y el aumento de la deuda. El robo súbito de Rahman empeoró las cosas. El socio entonces había oído hablar del fracaso anterior con Dominique, y los dos se convirtieron en enemigos jurados.

Hace unos meses, Rahman murió cuando un camión golpeó su motocicleta, aplastando su cabeza. Algunos informes son que el hombre Jain contrató al conductor del camión para “causar” el accidente, pero esto no ha sido confirmado.

[ Fuente: Biblias para Oriente Medio ]