nav
Sábado 18 de Noviembre de 2017

Milagro: Misionera que nunca dejó de predicar es sanada por Dios de cáncer

Durante el tratamiento contra el cáncer, Marinélia tuvo que hacer 33 sesiones de radioterapia, además de quimioterapia.

  • Evangelismo    
  • 10 oct 2017   

¿Qué sientes con esta noticia?

BRASIL.- La misionera Marinélia Lopes Amaral se encuentra en Río de Janeiro, pero su campo está en Ceará. Su historia es alentadora, pues ella descubrió una grave enfermedad y aún así no desistió de la obra de Dios, siendo un ejemplo para otras mujeres. “En febrero del año 2016, por casualidad descubrí un nódulo en mi mama izquierda ya bien desarrollado, me estaba preparando para ir a Río de Janeiro a pasar las vacaciones con mi familia en mayo”, cuenta ella en un testimonio publicado por la Junta de Gobierno Misiones Nacionales.

“Viajé y, llegando, fui enseguida al médico hacer los exámenes para descubrir lo que era el nódulo. El médico que me examinó estaba muy preocupado y me dijo que por la forma era probable que fuese cáncer. Hice todos los exámenes necesarios y se confirmó un nódulo maligno. “Pasé unos días más en Río de Janeiro ya preparándome para dar inicio al tratamiento y oraba mucho pidiendo al Señor para que me diera la alegría de terminar el trabajo misionero que estaba realizando”, contó.

Marinélia relató una promesa de sanación que el propio Dios le presentó. “¡Un día el Señor me mostró claramente en el Salmo 30: 2 que él me iba a curar! Me quedé muy feliz, pero no hablé nada a nadie, continué en oración y el Señor me incomodó mucho para que yo regresara a Ceará.

“Yo le informé a la Junta que regresaría a Ceará y así lo hice”, subrayó.

“Mi familia estaba muy preocupada conmigo, pero entendió que Dios me quería en Ceará. Al día siguiente después que llegué del viaje, el 13 de julio, fui al médico y él dijo que estaba muy avanzado y que yo debería comenzar a hacer la quimioterapia para disminuir el nódulo, para luego hacer la cirugía. Mi familia y muchas personas amigas e iglesias estaban orando por mí. Es bueno tener apoyo, recibir llamadas telefónicas y mensajes dando fuerzas”, agradeció.

Tratamiento

“Fui a hacer otra biopsia y el resultado fue negativo. Pero el médico no aceptó el resultado y prefirió quedarse con la biopsia de Río de Janeiro. Fui encaminada para hacer cuatro sesiones de quimioterapia, acepté hacer todo el tratamiento incluso sabiendo que estaba curada. Reaccioné  bien al tratamiento. Gracias a Dios conseguí trabajar normalmente”, compartió.

A pesar del gran coraje, Marinélia se preocupaba por algo, la caída de su cabello. Y no era debido a la estética, sino sobre cómo esto podría sacudir a los niños. “Mi mayor preocupación era quedarme sin pelo y sacudiera a los niños de la iglesia, pero oré mucho para que el Señor me diera fuerzas para enfrentar ese período y me sorprendió con lo que el Señor me hizo. Los niños no se burlaron de verme de pañuelo o gorra, ¡ellos oraban para que mi pelo creciera rápido! El tiempo fue pasando me sentía bien quedarse sin usar el pañuelo. La iglesia también reaccionó muy bien “, planteó.

“La gente extrañaba como yo podía estar haciendo un trato tan serio y con tanta disposición para trabajar y fue una tremenda oportunidad que tuve que hablar de lo que Cristo hizo por mí”, puntuó.

Cura de cáncer

“El nódulo se redujo a un centímetro y me hicieron la cirugía, hice cuatro sesiones de quimioterapia y 33 sesiones de radioterapia. Incluso haciendo viajes largos de Várzea Alegre a la ciudad de Barbalha, gracias a Dios no tuve ninguna dificultad, sólo las reacciones del medicamento”.

“Lo que me ayudó a superar esa época fue la comunión con Dios, siempre orando y pidiendo al Señor para que me usase, para que todo ese trato fuese una bendición para mí. Tuve mucho apoyo de mi familia, de la iglesia, de los hermanos en Cristo y de personas conocidas. Las lecciones que tomé de ese tratamiento fueron que debemos hacernos exámenes regularmente cuando se descubre al principio es más fácil para tratar. Nuestra salud es muy importante “, finalizó.

[ Fuente: Junta de Missões Nacionais ]