nav
Jueves 14 de Diciembre de 2017

Cristiano arriesga su propia vida para llevar 100 mil biblias a niños de Vietnam

Desde que se convirtió, Bao decidió aceptar el llamado de Dios para llevar el mensaje del Evangelio y hoy distribuye biblias a los niños.

  • Evangelismo    
  • 23 nov 2017   

¿Qué sientes con esta noticia?

VIETNAM.- Un cristiano en Vietnam informó haber distribuido más de 100.000 biblias para niños en uno de los más hostiles países al cristianismo, arriesgando su vida, él afirma que Dios lo libró del suicidio.

Bao, de 33 años, que trabaja con el grupo de apoyo a la Iglesia Perseguida ‘Open Doors USA’ (Puertas Abiertas) en el programa de distribución de las biblias, dijo que se hizo cristiano hace 14 años, mientras él todavía estaba en la escuela secundaria.

“Yo pensaba que la vida no tenía sentido”, recordó. “Yo me sentía vacío, quería suicidarme, mi casa estaba cerca de un río, y muchas veces pasé por allí y pensé: ‘¿Y si yo simplemente saltara en el río para morir allí?’.

Sus amigos cristianos lo invitaban a ir a la iglesia en aquél momento, y al principio él luchó para entender por qué parecían tan alegres. Bao desafió a Dios a que probara que era real, un día durante el momento de la alabanza sintió la presencia divina. “El Espíritu de Dios vino a tocarme”, contó. “Mi vida cambió completamente, y tuve ganas de atenderlo”.

La Misión Puertas Abiertas informó que Bao, ahora padre de dos hijos en la ciudad de Ho Chi Minh, ya ha transportado clandestinamente más de 100 mil biblias infantiles en todo Vietnam, arriesgando su vida en la nación de mayoría budista, que obliga a muchas iglesias a realizar sus cultos en secreto.

Los riesgos vienen con la atribución de ver a la gente dedicar sus vidas a Cristo, dijo, y observó que hace seis años se quedó en la casa de un hombre local, mientras viajaba por el país y compartió el Evangelio con él.

“Esa área era un área tranquila (comunista)”, dijo Bao. “Ellos no sabían que Dios es amor, ellos tienen que sufrir bajo la esclavitud (espiritual). Por eso, cuando el Evangelio llegó a ellos, sus corazones se rompieron y ellos gritaban”.

El contrabandista de biblias dijo que 20 personas se entregaron a Cristo aquel día. “Yo y otra persona que se quedó en su casa cuidamos a los nuevos creyentes. Cuando los nuevos fieles se volvieron maduros, fuimos con un grupo de ellos a un lugar lejos de la ciudad principal”, explicó.

Las autoridades del gobierno descubrieron sobre el movimiento creciente e invadieron uno de los cultos realizados en la casa, haciendo que las personas huyeran. Bao fue mantenido en prisión por un día, con las Biblias y los materiales cristianos confiscados.

Las autoridades amenazaron con detener el suministro de alimentos en el área si los creyentes de la iglesia de la casa continúan involucrados con él en un esfuerzo por detener el ministerio.

“Porque la tensión era muy grande y para el bien de la gente allí, dejé el área”, dijo Bao. Pero este misionero no permitió que los contratiempos lo disuadieran y en 2016 se unió al Proyecto ‘Biblia para Niños’, de la Misión Puertas Abiertas.

“La Palabra de Dios debe ser de fácil acceso para las personas. La Biblia de los niños es una de las formas más fáciles de dejar que diferentes tipos de personas conozcan sobre Él. Yo creo que este es el trabajo de un sembrador. Dios continúa creciendo “, agregó.

Los cristianos en Vietnam se enfrentaron a una gran persecución en varias ocasiones. El país está clasificado como el número 17 en la Lista de Vigilancia Mundial de la Misión Puertas Abiertas.

[ Fuente: Christian Post ]