Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
nav
Lunes 15 de Octubre de 2018

Cortejo fúnebre de Billy Graham acompañado por miles de personas a lo largo de 210 km

A lo largo del trayecto, policías hicieron continencia al cortejo, banderas del país fueron extendidas y miles de personas lo aplaudieron.

  • Evangelismo    
  • 27 feb 2018   

¿Qué sientes con esta noticia?

CAROLINA DEL NORTE, EE.UU.- El cortejo fúnebre con el cuerpo del evangelista Billy Graham, el pasado sábado, fue saludado por miles de personas que fueron a las calles a rendirle un último homenaje al veterano predicador, que falleció a los 99 años el pasado día 21 de febrero.

La transferencia del cuerpo del evangelista de la morgue en Asheville fue hecha el pasado sábado 24 de febrero en dirección a la ciudad de Charlotte, Carolina del Norte (EEUU).

A lo largo del trayecto, policías hicieron continencia al cortejo, banderas del país fueron extendidas y miles de personas lo aplaudieron.

“La ola de amor que estamos viendo mientras salimos de Asheville a Charlotte durante el cortejo, es conmovedora”, afirmó el pastor Franklin Graham, hijo del evangelista. Antes de dejar a Asheville en el cortejo, la familia de Billy Graham participó en una ceremonia en su homenaje en uno de los centros de entrenamiento mantenidos por la Asociación Evangelística en la ciudad.

Según la prensa internacional, tras esta ceremonia, el cuerpo de Billy Graham fue transportado a Charlotte. El trayecto tiene 210 kilómetros y, durante todo el recorrido, incluyendo puentes y carreteras, había personas aguardando el paso para homenajear al evangelista.

“Estamos increíblemente tocados. Mi padre está agradecido y honrado. Él quisiera que toda gloria fuese a Dios. Gracias desde el fondo de nuestros corazones”, dijo Franklin Graham, siempre resaltando el deseo del padre acerca de su funeral: Enfocarse en el Evangelio.

La semana pasada, el cuerpo de Billy Graham fue llevado a la rotonda del Capitolio, en Washington, DC, donde fue velado en el lugar reservado para presidentes del país. El evangelista es el cuarto ciudadano común en recibir ese homenaje desde que la tradición se inició con la fundación de la capital de Estados Unidos.