nav
Sábado 21 de Octubre de 2017

Cristianos someterán a Chile en oración por tres días seguidos

“Dios nos manda a orar por nuestras autoridades y porque sabemos que la oración es la llave de todas las puertas que están cerradas”, explica el pastor Jorgue Mendéz Jara.

  • Eventos    
  • 17 ago 2011   

¿Qué sientes con esta noticia?

Serán tres días seguidos de oración: sábado 20 de agosto, domingo 21 y lunes 22 de agosto. “Dios nos manda a orar por nuestras autoridades y porque sabemos que la oración es la llave de todas las puertas que están cerradas”, explica el pastor Jorgue Mendéz Jara.

Méndez Jara, es Obispo de la Iglesia Evangélica y Protestante facilitó la siguiente información para que todos los chilenos se unan en clamor por su nación.

1° Primera solución, que se convoque a una mesa de diálogo ciudadano, en donde estén representados todos los sectores.

2° Nos comprometemos a acompañar en todo lo que podamos en este proceso.

3° Convocaremos a una jornada nacional de oración para que se logren los acuerdos. Creemos que no debemos ser intermediarios, Dios debe interceder en vez de nosotros. Del mismo modo, oraremos por nuestras autoridades, por todos los líderes que hoy están en la contingencia nacional.

Esta actividad será realizada en todos los templos e iglesias cristianas del país, considerando que Dios nos manda a orar por nuestras autoridades y porque sabemos que la oración es la llave de todas las puertas que están cerradas. Serán tres días seguidos.

Sábado 20 de agosto, domingo 21 y lunes 22 del presente.

Como en años anteriores se ha realizado, hoy sí estamos unidos orando, intercediendo en oración para cambiar la situación social que aflige a millones de chilenos.

Justo en este tiempo, cuando la libertad ha sido mermada por la inseguridad en las calles y nuestros hijos son nuestra principal preocupación, no es únicamente una tarea del pueblo cristiano evangélico de chile. Es una misión que todos y cada uno de los chilenos debemos apoyar y realizar aún en la intimidad de nuestras casas, cualquiera que sea la fe que se viva, todo sea en busca de liberar a nuestro país de la situación difícil que se afronta en estos días.

El objetivo principal es unificar al cuerpo de Cristo, orando e intercediendo por la paz de Chile, alcanzando a jóvenes y niños con una sana doctrina, principios y valores; equipar espiritual y profesionalmente a los líderes; desarrollar proyectos a corto, mediano y largo plazo en beneficio de la sociedad; apoyar en oración para las necesidades espirituales y actuar en momentos de crisis humanitaria; organizar y llevar a cabo eventos de impacto que transformen a chile para Cristo.

4° También nos comprometemos a redoblar nuestros esfuerzos en la evangelización y el trabajo social, el cual hasta ahora ha sido silencioso, Dios es el que puede sacar a nuestros jóvenes y actualmente muchos niños de los flagelos sociales, de la droga, del alcohol y por ende, de la delincuencia.

Si amamos a Chile, unámonos a este movimiento. No seamos más unos espectadores, todos podemos ser parte de la solución, tomando acción en este movimiento y antes de criticar o lamentar más hechos que nos duelen, declaremos libertad y bendición para Chile, todos unidos en oración…