nav
Jueves 14 de Diciembre de 2017

Gran espectáculo: KYOSKO y KEVIN MAX en Buenos Aires

En un día poco convencional, en una noche cálida, en el mítico centro porteño y en la tradicional calle Corrientes, Kyosko y Kevin Max roquearon por más de tres horas.

  • Música Cristiana    
  • 11 may 2006   

¿Qué sientes con esta noticia?

Si caminabas por Corrientes al 800 y levantabas la mirada, no podías no ver la marquesina que anunciaba los conciertos. Dos en uno, como si las ofertas siempre se dieran así. Dos espectáculos esperados en una sola noche.

¡Cuántos de aquellos que gozaron y se emocionaron con un grupo de un nivel incomparable como dcTalk, soñaron alguna vez que uno de sus integrantes tocara tierra argentina! Lo soñado estaba ocurriendo.

Con el legendario Gran Rex colmado de gente Kyosko abrió el emblemático show.

La banda con mas de 10 años de trayectoria sabe bien lo que quiere comunicar y no escatimó ningún recurso para lograrlo. Las imágenes en las pantallas, las luces y los mensajes reflexivos de Fabián Liendo, quebraron los corazones y dan testimonio que cada detalle fue bien pensado. El show no tuvo impases, Kyosko

presentó como invitados a Mario “Mike” Maselli, a Oscar “El Chino” Ascencio en la canción “En tu canción”. De pronto la oscuridad total invadió el lugar, las pantallas comenzaron a proyectar letras en blanco comunicando una realidad ineludible.

Se escucharon los primeras melodías del nuevo tema de Kyosko. Ni bien comenzaron los primeros acordes la gente estalló en aplausos sabiendo perfectamente la grata sorpresa que habían de llevarse. Su nombre “Borde Real”

El Chino Ascencio volvió al escenario para rockear con “Depende de vos”

donde con un estilo rappeante y compartiendo la voz con Liendo, subió a escena Marcelo “Corbata” Corvalán, líder de la banda argentina “Carajo”. Sin duda uno de los puntos más altos y eufóricos del recital.

Más tarde dio comienzo el segundo concierto, el de Kevin Max, ex vocalista de dcTalk, un rubio raído con buenos modales. El ambiente comenzó a enaltecerse. La gente cantó los viejos temas de dcTalk y disfrutó los temas del músico como solista.

Un Artista de una trayectoria casi única, quien con su interpretación y su banda dejaron a mas de un porteño boquiabierto. La huella de los dc Talk estaba en el escenario, fue un sueño cumplido para muchos y el deseo de su pronto regreso para todos. Kevin compró al publico haciéndolo corear viejas como
nuevas canciones, regalándoles también un set acústico de 3 canciones imperdible. Bastaba escuchar su voz y cerrar los ojos para preguntarse si era verdad lo que ocurría aquella noche.

En el escenario los colores verdes y amarillos de las luces recrearon la ambientación de los conciertos americanos de la gira de The Importer, su más reciente producción discográfica.
.

Una vez más los fans de la banda demostraron que en el corazón “Kyoskero” hay mucho amor de Jesús. Por eso estuvieron ahí toda la noche, “haciendo el aguante” como se dice vulgarmente.

La noche cerró, el público desapareció lentamente. Las luces se fueron apagando, la música durmió y el teatro siguió vibrando en las mentes de los que acudieron a este despliegue de música y talento. Sin duda esta noche quedó marcada en la historia del rock Argentino y de Latinoamérica.

Por Elizabet Sotola