nav
Jueves 14 de Diciembre de 2017

“Raza de Campeones” considerado como el evento Gospel del año en Colombia.

El evento contó con lo mejor de la música de Luis Campos, Pescao Vivo, Funky, RoJO y por supuesto Alex Campos.

  • Música Cristiana    
  • 9 nov 2006   

¿Qué sientes con esta noticia?

Después de varios meses de arduo trabajo, el pasado fin de semana, llegó a su fin la expectativa generada por Raza de Campeones, el considerado por diversos medios de comunicación, como el evento Gospel del año en Colombia.

Después de semanas enteras de torrenciales lluvias y bajas temperaturas, aún el clima jugó una excelente parte, con un cielo despejado y un clima fresco, que permitió, a los miles de asistentes, disfrutar lo mejor de la música de Luis Campos, Pescao Vivo, Funky, RoJO y por supuesto Alex Campos.

Con un ambiente especial y después de superar múltiples inconvenientes de toda índole, este sueño, generado en el mismo corazón de Dios, se consolidó en la Plaza de Toros la Santa María de la Capital colombiana; allí por más de siete horas continuas se llevó a cabo una verdadera fiesta de celebración, poco vista en eventos de índole espiritual en la Ciudad.

El mensaje de reflexión lo llevo a cabo el Reverendo Silvano Espindola, ex-futblolista gaucho, que en su momento fue compañero de Diego Maradona en Argentinos Juniors y la Selección Argentina y quien actualmente es Pastor de jóvenes de la Iglesia Casa Sobre la Roca en Miami, FLA.

(USA).

Espindola, en su particular estilo abierto, dinámico y sencillo, entregó, de manera breve, un una voz de fe al corazón de los asistentes, que mantuvieron la atmósfera especial del evento, entendiendo como la juventud no puede ser tenida en poco, sino que por el contrario, es la nueva “raza de campeones” que Dios esta levantando para este tiempo.

A pesar de los múltiples comentarios malintencionados, referentes a la organización, como lo referente al repentino cambio de lugar, que redujo el aforo a la mitad; e incluso la determinación de las autoridades locales de no permitir el ingreso de niños menores de doce años al recinto, nada fue obstáculo para que cada uno de los salmistas y artistas invitados entregara lo mejor a su respectivo público.

Para MV Records, la disquera local de Alex Campos –que finalmente asumió de manera independiente toda la responsabilidad del evento– el concierto fue un gran logro, alcanzado gracias al apoyo de los medios de comunicación, algunos ministerios, pastores, distribuidores, libreros y a todo el público en general.

De este modo, se colocó la primera piedra de lo que será un evento anual de grandes dimensiones, que impactará a los jóvenes creyentes y no creyentes en el país cafetero. Definitivamente, Raza de Campeones fue una demostración total de cómo los jóvenes pueden sacar adelante grandes proyectos y sobreponerse a los obstáculos humanos, tomados de la mano “del de arriba”.

Por: Germán “Chote” Garavito