nav
Viernes 22 de Septiembre de 2017

Israel, exige renuncia de su presidente Mijael Mazuz acusado de abuso sexual

El mandatario israelí, es sospechoso de haber acosado sexualmente a una de sus funcionarios cuando era ministro de Turismo, entre 1998 y 1999.

  • Música Cristiana    
  • 25 ene 2007   

¿Qué sientes con esta noticia?

La ministra israelí de Justicia, Tzipi Livni, pidió la dimisión del presidente de Israel, Moshé Katzav, a quien la Fiscalía General “sopesa” enjuiciar por delitos sexuales, inclusive por violación.

El mandatario israelí, es sospechoso de haber acosado sexualmente a una de sus funcionarios cuando era ministro de Turismo, entre 1998 y 1999, y de violar a quien fuera su secretaria, conocida como, en la residencia presidencial de Jerusalén.

Katzav dará esta tarde una rueda de prensa en la que se espera anuncie que cesará provisionalmente en sus funciones. Un día después de que el fiscal general, Menajem Mazuz, anunciara que “sopesaba” la posibilidad de acusarlo de varios delitos de violación, acoso sexual, actos indecentes, abuso de poder y obstrucción a la Justicia.

Los abogados del presidente adelantaron ayer que Katzav “está decidido a seguir luchando por demostrar su inocencia”, pero también que cumplirá con un compromiso que asumió con el Tribunal Supremo de cesar temporalmente en sus funciones. Se espera que Katzav reafirme esta disposición, lo que, en la práctica, supondrá seguramente su retirada ya que le quedan pocos meses de mandato.

Para destituir al jefe del Estado tendrá que conseguir primero el respaldo de 20 legisladores de la Comisión para Asuntos de la Presidencia y después, en el plenario, el voto de 90 de los 120 diputados del Parlamento.

Aunque Katzav tiene “todo el derecho a defender su buen nombre, sobre todo si afirma que es inocente, no debe hacerlo desde la Presidencia”. El periódico Haaretz hace un recuento de los escándalos que han salpicado a figuras israelíes en la última semana: la apertura de una investigación criminal por cohecho contra el primer ministro, la dimisión del jefe de las fuerzas armadas, Dan Halutz, por los fallos de la guerra del Líbano, y ahora el caso Katzav.

El presidente no cuenta en Israel con las facultades propias del Poder Ejecutivo, a cargo del primer ministro, y debe ejercer sus funciones “por encima de las divergencias políticas” pues es “el primer magistrado de todos los ciudadanos”. Ahora, si es enjuiciado y reconocido culpable, Katzav podría ser condenado a hasta 16 años de cárcel, pena prevista para un delito de violación.

Mundodehoy.com