nav
Miércoles 18 de Octubre de 2017

FunkyTown Music incursiona en nuevos géneros musicales

Uno de los sellos discográficos más trascendentales de la escena del Hip Hop y el Reggaetón constructivo, sale al mercado con el álbum debut de Revoluzión Estéreo, una excelente placa de Rock contemporáneo, cargada con diversos sonidos dirigidos a un público netamente juvenil.

  • Música Cristiana    
  • 5 nov 2007   

¿Qué sientes con esta noticia?

El carisma, la calidad humana, la creatividad, la versatilidad y por supuesto, el gran talento de estos tres jóvenes de origen hispano, pero radicados en los Estados Unidos, hicieron que Luis Marrero más conocido en el medio de la música espiritual como Funky, rompiera los esquemas tradicionales de sus productos, para abrir un espacio a las nuevas tendencias “rockeras” de la música actual.

Onis Rodríguez en la voz líder, William “Willie” Colón en la Guitarra y Danny Beas en el bajo, son los cerebros detrás de esta interesante producción, que lleva el mismo título de la banda y que en su esencia maneja un sonido Neo-Punk, con algunos elementos alternativos y unas ligeras dosis de Pop-Rock.

A pesar de llevar muy poco tiempo en la escena, Estados Unidos, Puerto Rico, México, Panamá y Colombia, han podido conocer de cerca la puesta en escena de esta nueva banda que desde ya, promete transformar los conceptos musicales al interior del cristianismo, con sonidos un poco controversiales, que hasta ahora surgen al interior de la fe.

Las influencias musicales son claras al escuchar Revolución Estéreo, el álbum debut de esta banda que forma parte de FunkyTown Music, y que tuvo el privilegio de ser lanzado en Colombia, en el marco del concierto Raza de Campeones.

Desde Relient K hasta Blink 182, pasando por RoJO en el lado más suave de la agrupación, hasta llegar a los pesados de la escena como Underoath y Amberlin, han dejado su toque en esta producción que seguramente será de inspiración para muchos que vienen surgiendo en la movida Góspel.

Por ahora, “Los Revolucionarios”, que como particularidad especial usan un baterista local de cada lugar que visitan, se preparan para una gira promocional por varios lugares mostrando siempre un Dios cercano, amigo y sobre todo alcanzable, que en ocasiones, es bastante “diferente” de aquel concepto religioso que los jóvenes contemporáneos llevan en su interior.

Por: Germán “Chote” Garavito / Conexión Vital Comunicaciones