nav
Miércoles 22 de Noviembre de 2017

Noche de unción con Jesus Adrián Romero en el Palacio de los Deportes

La sorpresa la dio Kiko Cibrián, figura reconocida por sus diez años como productor y director musical de Luis Miguel. Junto a J. A. Romero interpretaron varias canciones en que Cibrián sorprendió a todos con su destreza como guitarrista.

  • Música Cristiana    
  • 10 dic 2007   

¿Qué sientes con esta noticia?

Bendición, gracia y adoración sin límites son sólo algunas palabras que describirían el ambiente que se vivió en el Palacio de los Deportes con la presentación del cantante cristiano Jesús Adrián Romero, quien ofreció un concierto impecable y sin desperdicios, donde el común denominador fue la figura del Señor Jesús.

Previo a la presentación, Romero dio una rueda de prensa en que departió con periodistas de diversos medios.

Dijo a LISTÍN DIARIO que para él es muy fácil mantener el equilibrio ante la fama y dejar el primer lugar a Dios, pues nunca podrá olvidar que Él lo sacó de lo más bajo, de las drogas, la vagancia y otras cosas que afectaron su adolescencia.

El evento que logró llenar la capacidad del recinto, dejando incluso a personas de pie en el área de las gradas, inició alrededor de las 8:30 de la noche.

El comunicador dominicano, Miguel Susana, fue el presentador del concierto, y tras su alocución dio entrada a Jairo Puello, contraparte dominicana, quien interpretó tres de sus canciones, logrando mantener la interacción del público que desde temprano esperaba con ansias la presentación de Romero.

Marcela Gándara, quien acompañó a Romero durante la gira por América Latina y Estados Unidos y que culminó con este concierto, entró al escenario a las 9 de la noche con la canción “En tu hogar”, arrebatando gritos de emoción de los presentes.

La mexicana deleitó con la dulzura de su voz y el público tarareó cada una de sus canciones. Dijo a la concurrencia que no veía en su venida al país una coincidencia, sino que Dios había permitido el encuentro para derramar bendición en cada uno de ellos.

Interpretó una selección de su producción “Más que un anhelo”, dentro de las cuales estuvieron “Supe que me amabas”, “Girando hacia ti” y “Un largo viaje”.

Después de una espera que gracias a Dios fue placentera, Jesús Adrián Romero subió al escenario acompañando a dúo a Gándara en la última canción de su turno. Romero fue un instrumento divino que pudo ministrar con cada una de las experiencias personales que compartió en medio de sus interpretaciones.

Tomó un momento especial y comenzó a relatar parte de su testimonio. Contó que un día un joven de 26 años visitó su casa para hablarles sobre Dios. Para ese entonces, su madre había sido desahuciada por los médicos a causa del cáncer, y tanto ella como su padre estaban ocultando la enfermedad a sus hijos.

El joven invitó a su madre a una reunión cristiana a la que comenzó a asistir con regularidad y, habiéndole entregado su vida, el Señor la salvó. Hoy es una mujer llena de vida a sus 68 años. El llamado también tocó a su padre y sus nueve hermanos que hoy trabajan en diferentes ministerios. “Sabemos que miles han venido a los caminos por la labor de los ministerios combinados, pero todo sucedió porque un joven estuvo dispuesto a hacer algo simple: llamar a nuestra puerta para hablarnos de la salvación de Dios”, expresó.

Fue elemento sorpresa la entrada a escena de Kiko Cibrián, figura reconocida, entre otros logros, por sus diez años como productor y director musical de Luis Miguel. Cibrián es hoy cristiano y produjo los discos “El aire de tu casa” y el reciente “Ayer te vi… fue más claro que la luna”, de Romero. Juntos interpretaron varias canciones en que Cibrián sorprendió a todos con su destreza como guitarrista.

Uno de los momentos más emocionantes fue cuando Romero invitó a los no creyentes a entregar su vida a Dios y elevó una hermosa oración que arrebató lágrimas y humillación ante Dios. Cerró su participación interpretando “De ti depende mi vida”, después de más de dos horas y media de presentación.

El elemento sorpresa la entrada a escena de Kiko Cibrián, figura reconocida, entre otros logros, por sus diez años como productor y director musical de Luis Miguel, autor de éxitos tales como “Suave” o “Como es posible que a mi lado”. Cibrián es hoy cristiano y produjo los discos “El aire de tu casa” y el reciente “Ayer te vi… fue más claro que la luna”, de Romero. Juntos interpretaron varias canciones en que Cibrián sorprendió a todos con su destreza como guitarrista.

Uno de los momentos más emocionantes fue cuando Romero invitó a los no creyentes a entregar su vida a Dios y elevó una hermosa oración que arrebató lágrimas y humillación ante Dios.

Cerró su participación interpretando “De ti depende mi vida”, después de más de dos horas y media de presentación.

Listin Diario