nav
Viernes 15 de Diciembre de 2017

Lilly Goodman y Marcela Gándara: Levantando el estandarte femenino en la música cristiana

Una es dominicana, otra mexicana. Una empieza a disfrutar su vida matrimonial, otra es estudiante de mercadotecnia. Una es muy muy bajita, otra es muy… muy alta. Sin embargo ambas comparte muchas cosas en común, una voz privilegiada, un carisma muy particular, una misma casa disquera, pero sobre todo una anhelo ferviente por hacer la voluntad de Dios.

  • Música Cristiana    
  • 4 feb 2009   

¿Qué sientes con esta noticia?

Lilly Goodman y Marcela Gándara, actualmente se han convertido en las voces femeninas más escuchadas de la música cristiana en español. En un medio donde la mayoría de las propuestas musicales de éxito han sido acaparadas por el género masculino, Lilly y Marcela han levantado el estandarte, abriéndose camino en favor de las mujeres.
Ambas son portadoras de voces privilegiadas, además de un carisma y un estilo de interpretación único.

Este par de jóvenes realidades en el ministerio musical, comparten un poco de su vida con nosotros

Lilly. Goodman

¿Qué cambios has visto en la música cristiana en los últimos años?

L: Hemos crecido mucho, la música cristiana ha logrado una posición de respeto, y me gozo por ello, debido a la oportunidad que nos brinda de tocar más vidas alrededor del mundo.

¿Cómo describirías a un verdadero adorador?

Todos fuimos creados para adorar al creador del universo; no hay una forma o métodos que yo pueda decirte, es una experiencia individual y que cada quien debe descubrir en su caminar en la vida cristiana. Un adorador es todo aquel que rinde su vida por completo al Señor, entregándole todo y permitiéndole a Dios pasarlo por el altar y fuente de bronce cada día para ser lavado y quebrantado, hasta ser transformado en un reflejo de su luz.

En cuestión de ministerio, ¿cuál crees que es la condición actual de los líderes de alabanza?

No podría apreciarlo por unos cuantos que conozco; como alguien por ahí diría tenemos de todo en la viña. Creo que se está haciendo más conciencia acerca del verdadero sentido de la alabanza y la adoración, pero no dejan de existir los que están en esto sin saber siquiera de qué se trata. Gracias a Dios por los institutos y escuelas que ahora están aportando para que cada día se levanten verdaderos ministros que sepan alabar con sentido.

¿Cuál es tu mayor sueño?

Poder poner todos mis dones sin reservas al servicio Dios, estar lista para cada plan que a El se le ocurra conmigo…total vivo para Él.
¿Que sueños se te han cumplido?

Ser un ejemplo para la juventud de mi generación, casarme con un chico especial que ama a Dios, que mi música pueda ser coreada y cantada en otros continentes y lenguas, esos son algunos.
¿Cómo te va en tu vida de casada, ha cambiado Lilly después de ello?

Súper, me encanta estar casada con mi esposo, es maravilloso. Antes no cocinaba, dormía sola, era más inocente la verdad… Es natural que en una transición de soltera a casada se sufran cambios físicos, emocionales, hormonales, etcétera, pero es maravilloso. Me ha cambiado la vida pero para bien, te puedo decir que aprendo cada día de convivir con un ser diferente a mí, pero que amo con todo mi corazón y eso me complementa.
¿Es difícil compaginar matrimonio y ministerio?

El matrimonio es un regalo de Dios, el ministerio también; teniendo en claro las prioridades, Dios siendo el centro de nuestra vida, con disciplina y organización no es tan difícil. Aunque todavía no acabo de organizarme por completo, pero ahí vamos, lo bueno es que mi marido y yo nos entendemos mucho y nos ayudamos en todo y eso hace la tarea mucho más fácil para los dos.

¿Quieren tener hijos, para cuándo?

No tenemos fecha, estamos hablando y planeando pero todavía, tenemos mucho por hacer, y cuando tenga mi bebé quiero darle el mejor tiempo de calidad. Me emociona pensarlo.

¿Qué pasará entonces con Lilly?

Seguiremos adelante con el favor de Dios, un hijo te cambia la vida pero no desvía los propósitos de Dios, así que, pienso que tendría aun más por dar después del gran milagro de ser mamá.

¿Cuál es el compromiso que los ministros deben adoptar?

El compromiso principal de ser fieles a Dios. Posiblemente no será muy fácil, pues el costo es alto, pero vale la pena. En 1Crónicas 4:10 habla de Jabes, un joven que le hizo a Dios una sencilla oración pero sincera y Dios le concedió su pedido. Dios examina el corazón y ve más allá, si somos sinceros y le damos espacio en todas las áreas de nuestra vida su mano nunca se apartará de nosotros y aunque las tentaciones nos persigan no seremos dañados.

Un mensaje para los lectores:

Quiero desearles bendiciones extraordinarias en este y todos los días. Muy importante: Sonrían siempre, procuren el amor, la paz y la unidad siempre que puedan, vivan rectamente y que la gracia y el favor de Dios los acompañe. Los amo mucho.

Marcela Gándara

Has acompañado a Jesús Adrián en algunos conciertos, ¿cómo ha sido la respuesta de la gente hacia ti, cómo te has sentido?

He estado muy contenta, ha sido un privilegio poder viajar a distintos lugares junto a Jesús Adrián Romero. Ha sido de mucha bendición para mí ver lo que Dios está haciendo a través de las canciones y ver lo que está haciendo en el corazón de la gente. Dios ha sido muy bueno y me pongo muy contenta de ver que se saben mis canciones, las cantan y de alguna manera Dios nos ha usado para hablar a su corazón y es una bendición ver eso en los conciertos, ver que participan cantando, resulta ser una bendición.

En lo personal, ¿cómo te sientes de trabajar con personas como Jesús Adrián y Lilly Goodman?

Es un privilegio trabajar al lado de personas como ellos porque he aprendido muchas cosas no sólo en el aspecto musical, sino también en el espiritual. El convivir todos los días con ellos y ver el tipo de vida que llevan, el ver que realmente reflejan a Jesús, para mí eso ha sido de mucha bendición.

¿De qué manera mantienes los pies en la tierra sabiendo que la fama está tocando a la puerta?

Yo pienso que viendo las cosas como Dios las ve, en la Biblia dice que somos un cuerpo, tenemos diferente función y debemos estar conscientes de que no es más importante el que es más famoso o el que canta, sino que se trata de cumplir el propósito de Dios y encontrar tu lugar en la iglesia y hacer lo que te corresponde hacer. Dios da gracia al que es humilde y hay que ver las cosas como Dios las ve, a cada uno nos tocó un papel diferente y ninguno es mayor que los demás, debemos entender el propósito de Dios para nuestra vida.

¿Cómo defines la música?

Es un instrumento poderoso de Dios para llevar mensajes. La Biblia dice que la música hace cosas espirituales, la usaban antes de ir a las batallas; para mí es algo completamente espiritual que te ayuda a acercarte más a Dios. La mayoría de las letras de las canciones que canto son oraciones cantadas, así que sí es un arma poderosa que nos acerca más a Dios.

¿Qué papel juega la música en el evangelismo?

Pues no es nada más la música sino el mensaje que lleva y si el mensaje está apegado completamente a la Biblia, es un mensaje sumamente poderoso porque sabemos que la Palabra de Dios no regresa vacía. La música por sí misma no tiene poder sin una letra y lo que quieres transmitir.

Hay quienes después de años en el ministerio, han sido llamados a pastorear, ¿crees que esto pueda pasar con Marcela?

Pues la verdad me gusta mucho, yo quiero servirle a Dios en lo que Él quiera, ahora estoy en la música y me encanta, pero no me cierro, estoy lista para lo que Dios quiera que haga. Por el momento no siento eso, pero si en algún momento Dios me lo pidiera sé que prepararía mi corazón para hacerlo.

¿Cuál será la clave para ser usados por Dios?

Estar dispuestos. Siempre digo que Dios usa gente ordinaria para hacer cosas extraordinarias, el plan que Él tiene para nosotros es más grande de lo que nosotros podemos creer y no lo podemos hacer en nuestras fuerzas, tiene que ser a través de Él y por su Espíritu Santo. Dios necesita un corazón dispuesto a servirle a amarle y a ser obediente, así serás un instrumento muy poderoso que Él use.

¿Qué es lo que Dios te ha estado enseñando?

Muchísimas cosas: a amar a la gente, a tener paciencia en medio de la vida diaria, a ver las cosas como Él las ve, a perseverar, a ser firme, a ser constante en la oración, y a ser un discípulo de Jesús, no nada más un seguidor.

¿Cuál es la visión de Marcela?

Mi visión es servir a Dios con todo mi corazón, con toda mi alma, con toda mi mente y con todas mis fuerzas y que Dios pueda utilizar las canciones que canto y la música para tocar los corazones de las personas y hacer un cambio en sus vidas según la necesidad de cada persona para que puedan tener un cambio radical y un acercamiento a Dios.
¿Qué cambios y ajustes has tenido que hacer para llevar a cabo este ministerio?

Esto no nada más es cantar canciones por cantar, es una responsabilidad, pero a la vez es un privilegio y una bendición. Sí he tenido que hacer muchos cambios pero todo ha obrado para bien, algunos de ellos han sido cambios de horario, es una aventura estar entre semana en la escuela y los fines de semana salir de viaje, pero ha sido de mucha bendición.
¿Cuál es el precio que has tenido que pagar para cumplir este llamado?

Como en cualquier otro ministerio Dios pide todo de ti, te pide tu corazón y tus emociones. Ahora, más específicamente he sacrificado algunos exámenes, las bodas de los amigos y diferentes eventos, pero vale la pena porque estás haciendo lo que Dios quiere que hagas.
Respecto a tu ministerio, ¿estás consciente de la influencia que ejerces sobre la juventud?

Me gustaría transmitir a través de las canciones, hambre por Dios, hambre por su Palabra y por su presencia primordialmente.

¿Qué importancia tiene la santidad en la juventud?

Es lo más importante, hemos sido llamados a ser santos como Él es santo y es un proceso en el que Dios nos ayuda. La santidad es un regalo del que sólo Dios tiene el poder para guardarnos y es algo necesario para poder tener comunión con Dios.

¿Cómo ves a esta generación?

Pienso que Dios está levantando una generación diferente, una generación como Josué que supo entender lo que Dios le estaba llevando a hacer y lo cumplió. Creo que es una generación valiente, esforzada, diferente, con sueños y anhelos de hacer cosas grandes para Dios, es una generación que le será fiel a Dios y lo va a amar de todo corazón y sobre todas las cosas.

El mensaje de Marcela para los lectores:

Recuerden que Dios usa gente ordinaria para hacer cosas extraordinarias. Si tienes un corazón dispuesto para servir a Dios, eres un instrumento poderoso en sus manos, ánimo y que Dios te bendiga en todo lo que hagas para Él.

Por KairosACN/Staff.