nav
Jueves 17 de Agosto de 2017

Muere Jessy Dixon cantautor góspel que popularizó este género

Sus composiciones más recientes le valieron una aceptación aún mayor. Su canción “I Am Redeemed”, lanzada en 1993, se mantuvo en la lista de canciones góspel de Billboard por más de cinco años. A lo largo de su carrera Dixon obtuvo cinco discos de oro y varias nominaciones al Grammy.

  • Música Cristiana    
  • 30 sep 2011   

¿Qué sientes con esta noticia?

CHICAGO .- El cantante y compositor Jessy Dixon, cuyos largos viajes ayudaron a popularizar la música gospel fuera de Estados Unidos murió el lunes. Tenía 73 años, según informa la AP.

Miriam Dixon, dijo que su hermano murió el lunes por la mañana en su casa en Chicago. Agregó que había estado enfermo pero no quiso dar otros detalles.

En su trayectoria de más de 50 años, Dixon escribió canciones para varios artistas populares como Randy Crawford.

Después escribió canciones que interpretaron Cher, Diana Ross, Natalie Cole y Amy Grant.

Pero su música góspel, un tipo de música religiosa que combina los ritmos del blues, jazz y soul, fue la que lo hizo famoso al principio Dixon. Fue durante una presentación en el Festival de Jazz de Newport en 1972 con su grupo Jessy Dixon Singers que se acercó al cantante pop Paul Simon. En los ocho años siguientes Dixon salió de gira con el astro pop y colaboró en los álbumes “Live Rhymin’ Simon” y “Still Crazy” de Simons.

Dixon también tocó el teclado con Earth Wind and Fire y el guitarrista Phillip Upchurch. Comenzó a estudiar música a los 5 años, deseaba ser un pianista clásico pero en una entrevista de 1997 le dijo a The Associated Press que siempre supo que su música estaba destinada a la iglesia.

Nació el 12 de marzo de 1938 en San Antonio. Su ritmo profesional fue marcado por la leyenda musical James Cleveland, quien escuchó al grupo donde tocaba Dixon cuando era adolescente en un teatro en el sur de Texas. Dixon dijo que a Cleveland le gustaba el grupo, pero le gustaba más Dixon y lo convenció de mudarse a Chicago para unirse a su banda Gospel Chimes, como cantante y pianista.

La zona sur de Chicago era el lugar correcto para los músicos góspel, especialmente al comienzo de la década de 1960.

“Ir a la iglesia era como ir a la escuela”, decía Dixon quien escuchaba en ella estilos como el de Mahalia Jackson y el pionero del blues Thomas A. Dorsey, a quien se reconoce por crear el estilo de canto del góspel moderno.

Sus composiciones más recientes le valieron una aceptación aún mayor. Su canción “I Am Redeemed”, lanzada en 1993, se mantuvo en la lista de canciones góspel de Billboard por más de cinco años. A lo largo de su carrera Dixon obtuvo cinco discos de oro y varias nominaciones al Grammy.

En su entrevista con la AP antes de su muerte, Dixon, contó que cuando comenzó a salir de gira por su cuenta fuera de Estados Unidos, en la década de 1980, los pequeños públicos ante los cuales se presentaba no tenían mucho respeto por el góspel como expresión religiosa.
“Al principio pensaban que era entretenimiento”, dijo. “Pero ahora cuando voy me piden que les comparta mi fe como cristiano”.