Joven cristiano antes de morir de cáncer escribe una canción convirtiéndose un éxito en iTunes

“Nuestra fe no nos impide que nos desesperemos él mantuvo los ojos centrados en lo que es verdaderamente importante: la eternidad”, dijo Laura Sobiech, la madre de Zach.

  • Música Cristiana    
  • 31 jul 2013   

¿Qué sientes con esta noticia?

Zach Sobiech, no tiene una exitosa carrera como Lady Gaga o Justin Bieber. Además, él murió el 20 de mayo a los 18 años y no vio el éxito de cerca. Más extraño aún, su canción “Clouds” –Nubes– habla sobre el cielo y es un “testimonio de su fe inquebrantable en Dios”, según la familia. Entonces, ¿cómo Clouds ha llegado a 7,7 millones de visitas en YouTube, y recientemente ocupa el número 1 en la iTunes Music Store.

A los 14 años al joven le diagnosticaron un tipo raro de cáncer que ataca los huesos, llamado Osteossarcoma. Su tratamiento involucró 10 cirugías y 20 sesiones de quimioterapia. A pesar de ello, en marzo del 2012 los médicos decretaron que sólo tendría un año más de vida. Antes de morir, Zach Sobiech, se unió con su amiga de la infancia, Samantha Brown, y decidió grabar un álbum de sus canciones, llamada: “Fix Me Up”, donde habla acerca de la fe y la esperanza, lanzada por una pequeña grabadora Broadcast Music.

En poco tiempo la historia de Sobiech, corrió por todo el mundo y poco a poco él y su música se está dando a conocer. Una versión de “Clouds” incluso fue grabada por el artista como Jason Mraz, The Lumineers y Phillip Phillips (último ganador de American Idol) atrajo buenas críticas e incluso dijo a la revista People que él era “la celebridad más conmovedora de todos los tiempos”.

El funeral de Sobiech, se celebró en la iglesia que él y su familia siempre frecuentaron en Minnesota. “Nuestra fe no nos impide que nos desesperemos él mantuvo los ojos centrados en lo que es verdaderamente importante: la eternidad”, dijo Laura Sobiech, la madre de Zach.

Mike Miller, un sacerdote que ayudó en el funeral, dijo el Sobiech tocó con su música a “la gente que estaba en un lugar muy oscuro”.

Los productores de SoulPancake hicieron un documental sobre Sobiech con el título: “My Last Days” [Mis Últimos Días] que acompaña los últimos momentos de la vida del joven. Las imágenes muestran a un adolescente que no vivía amargado, por el contrario, era feliz, aunque muy emotivo habló acerca de su situación.

“Mi nombre es Zach Sobiech. Tengo 17 años. Me dijeron que tengo un par de meses de vida. Pero todavía tengo mucho trabajo que hacer. Quiero que todos sepan: que no es necesario averiguar cómo voy a morir. Apenas comienzo a vivir”, dice sonriendo a la cámara.

La familia de Zach, creo una organización para recaudar fondos para la investigación de los niños que padecen cáncer de Osteossarcoma desde que iniciaron han recaudado más de 100.000 dólares.

La novia de Zach, Amy Adamle, también da testimonio de la esperanza que irradió el joven. “Su fe ha hecho que mi fe sea más fuerte, porque incluso en los momentos oscuros, él aún buscó a Dios. Me ayuda saber que puedo hacer eso”.

Traducido y adaptado por NoticiaCristiana.com de Gospel Prime