nav
Jueves 14 de Diciembre de 2017

Asociación evangélica acoge a joven que asesinó a sus padres y a su hermana con un sable japonés

La opinión pública debería saber que está vigilado, cuidado y que no es ningún peligro para la sociedad, afirmó el presidente de la institución evangélica.

  • Sociedad    
  • 5 ene 2006   

¿Qué sientes con esta noticia?

El presidente de la Asociación Evangélica Nueva Vida, Julio García, afirmó ayer que el joven José Rabadán, conocido como el ‘asesino de la catana’ y que llegó a Santander el pasado lunes, se ha “integrado muy bien” en el centro que esta entidad tiene en la capital cántabra. Además indicó que Rabadán estará “constantemente vigilado”.

En declaraciones a RNE recogidas por Europa Press, Julio García recalcó que el joven -que en 2000, cuando tenía 16 años, mató a sus padres y a su hermana con un sable japonés- se halla “en un momento de poder recibir ayuda”.

“La opinión pública debería saber que está vigilado, cuidado y que no es ningún peligro para la sociedad”, enfatizó este responsable de la Asociación Evangélica Nueva Vida.

Añadió que los “informes psiquiátricos” del centro de Murcia del que proviene “son muy favorables”. “Si alguien de mi familia hubiera hecho una cosa de éstas nos hubiera roto a todos, pero habría que ayudarle”, enfatizó Julio García.

Ha cumplido seis años de los doce a los que fue condenado.

José Rabadán se hizo desgraciadamente famoso en abril de 2000, cuando el joven, que entonces contaba con 16 años de edad, acabó con la vida de sus padres y de su hermana, con síndrome Down, utilizando un sable japonés, en el barrio murciano de Santiago el Mayor.

Aunque le condenaron a 12 años de internamiento terapéutico, la pena se redujo finalmente a seis años, y dos en libertad vigilada. No obstante, un Auto de la juez de menores de Murcia ha adelantado la libertad vigilada, que debía haberse iniciado el próximo mes de agosto, dando el visto bueno al ingreso de Rabadán en el centro de acogida ‘Nueva Vida’.

Por su parte, el delegado del Gobierno, Agustín Ibáñez, al ser preguntado por la llegada de este joven a Cantabria, destacó que esta comunidad “es muy segura” y, en este sentido, añadió que “la seguridad va a mantenerse en esos mismos parámetros”.

20 Minutos