nav
Martes 21 de Noviembre de 2017

La pena de muerte tergiversa el cristianismo, dijeron los líderes de la iglesia protestante austriaca a Schwarzenegger

Los líderes protestantes de Austria apelaron al gobernador de California, Arnold Schwarzenegger, para que perdonase la vida a un anciano convicto que está en el corredor de la muerte sin que éste les escuchase.

  • Sociedad    
  • 26 ene 2006   

¿Qué sientes con esta noticia?

“Un país que utiliza la pena de muerte viola la dignidad de sus ciudadanos”, dice la Iglesia Evangélica de Austria, antes de la reciente ejecución de Clarence Ray Allen, de 76 años.

Allen, quien estuvo en el corredor de la muerte durante 26 años, estaba ciego, era diabético, y además tenía el corazón débil y vivía en una silla de ruedas. Sus abogados argumentaban que sería cruel matarle, por su enfermedad, aunque no negagan la realidad y gravedad de su crimen.

Los líderes de la iglesia protestante austríaca creen que “los argumentos bíblicos y teológicos indican solamente un ‘no’ claro e indudable a la pena de muerte”. Esta declaración les enfrenta de lleno con la mayor parte de la derecha religiosa (en su mayoría también evangélica) de los Estados Unidos.

Los cristianos que se oponen a la pena de muerte, incluida Helen Prejean, cuya historia se representó en la película “Mientras estés conmigo”, dice que la pena de muerte es despiadada, discrima a los pobres, niega la realidad de la redención y se arriesga a matar a inocentes.

La hermana Prejean se muestra especialmente cáustica con aquellos que utilizan la Biblia para justificar las ejecuciones.

“Lo llamo ‘cristianismo light’”, manifestó. “No es un cristianismo verdadero. Jesucristo está siendo retenido como rehén por estas personas: todo su mensaje está siendo tergiversado”.

Fuente: Ekklesia. Redacción: ACPress.net. Traducción: Catherine Shepherd

Periodista Digital