nav
Viernes 20 de Octubre de 2017

Crece Iglesia Evangélica en Cuba.

Este ascenso se debe al fuerte llamado que hacen las iglesias a la búsqueda de Dios y la progresiva libertad religiosa declarada por el gobierno.

  • Sociedad    
  • 18 may 2006   

¿Qué sientes con esta noticia?

El crecimiento evangélico en Cuba es una realidad a partir de los años noventa. El Evangelio, dado en un principio entre las clases más humildes y la pequeña burguesía de nuestro país, en esta década se ha extendido hacia diferentes estratos de la sociedad en un número considerable.

Las Iglesias Cristianas, que sólo ofrecen como miembros plenamente afiliados a sus congregaciones a aquellos que están bautizados y que asisten con cierta regularidad contribuyendo así al sostenimiento de sus iglesias según sus posibilidades, de un casi 5 % que fue decreciendo paulatinamente durante la década de los 60 hasta llegar a un 3 %, ha ascendido a un 5,45 % de la población cubana, en estos momentos, existiendo 53 denominaciones y 9 seminarios para la formación del pastorado, uno de los cuales es interdenominacional; además de aproximadamente 50 pastores y ministros de los más de 1 000 que pertenecen a estas iglesias, que estudian o prestan sus servicios en otros países.

Este ascenso, debido al fuerte llamado que hacen las iglesias a la búsqueda de Dios y la progresiva libertad religiosa declarada por el gobierno, convertiría en los próximos años a nuestro país en uno de los países con el más alto índice de evangélicos en el Caribe, puntualiza un estudioso del tema; puede hablarse de un estimado de 600,000 evangélicos hasta el 2005 en la mayor de las Antillas, sobresaliendo entre ellos las Asambleas de Dios, los Bautistas y los Metodistas.

En Cuba además de los 900 templos evangélicos, los cristianos adoran en las más de 625 llamadas “casas culto” que funcionan independientemente o en forma autónoma en relación con las grandes construcciones. Esto ha permitido que las congregaciones lleguen hasta lo más profundo de la geografía cubana, siendo ejemplo de esto que en zonas del interior como Baracoa se muestra una influencia o predominio evangélico, mientras en algunas de las grandes ciudades de Cuba, como La Habana hay una significativa influencia católica.

El crecimiento sostenido durante los noventa ha sorprendido a propios y extraños, dado que algunos consideraban el crecimiento como algo pasajero y que se iría produciendo una desaceleración progresiva.

Este fenómeno no se ha manifestado únicamente en Cuba, sino se ha extendido por toda Latinoamérica.

En estadísticas mostradas por protestantedigital.com se aprecia el aumento de la feligresía en las iglesias evangélicas en América Latina, siendo de un poco más de 40.000.000 en los años noventa y en pleno año 2000 de casi 90.000.000 personas convertidas al Señor.

Por Hanoi Martínez Pérez
Corresponsal para NoticiaCristiana.com
en Cuba.