El Vaticano y el CMI en busca de un código de conducta común sobre conversión religiosa

El Vaticano y el Consejo Mundial de Iglesias (CMI) emprenden un estudio conjunto de tres años que procurará elaborar un código de conducta común sobre la controvertida cuestión de la conversión religiosa.

  • Sociedad    
  • 11 may 2006   

¿Qué sientes con esta noticia?

El proyecto de estudio, denominado “Reflexión interreligiosa sobre la conversión: de la controversia a un código de conducta común”, será inaugurado en una reunión en Velletri, Roma, del 12 al 16 de mayo de 2006. Con unos 30 participantes en representación de diferentes regiones y tradiciones religiosas, la reunión tendrá por objeto constatar la realidad actual de la conversión religiosa desde un punto de vista interreligioso.

Los siguientes pasos del proyecto serán, en primer lugar, un debate sobre la conversión religiosa desde una perspectiva cristiana, y después el establecimiento de un código de conducta común. Se prevé una distinción entre testimonio y proselitismo, de manera que el respeto a la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión de los demás sea un valor primario en todo encuentro entre personas de diferentes credos.

El proyecto de estudio es un emprendimiento conjunto del Pontificio Consejo para el Diálogo Interreligioso y la Oficina del CMI para las Relaciones y el Diálogo Interreligiosos. Contará con la participación no sólo de cristianos, sino también de representantes de tradiciones religiosas budistas, hindúes, judías y de pueblos indígenas.

“La cuestión de la conversión religiosa sigue teniendo una dimensión controvertida en muchas relaciones interconfesionales e interreligiosas”, dice el pastor Dr. Hans Ucko, responsable de la oficina de relaciones interreligiosas del CMI. “Esperamos que este proyecto de estudio nos permita proponer un código de conducta que afirme que la adhesión a nuestra fe nunca se traduce en menosprecio de la del prójimo”, añade.

CMI