nav
Viernes 20 de Octubre de 2017

Inhumaron restos de actor argentino Porcel

Con la presencia de su hermano, su esposa y algunos fanáticos, el Gordo recibió el último adiós en el cementerio de la Chacarita. Llamó la atención la ausencia de varios de sus amigos famosos y sus viejos compañeros de ruta.

  • Sociedad    
  • 25 may 2006   

¿Qué sientes con esta noticia?

Cerca de 80 personas se reunieron ayer en el cementerio de La Chacarita para dar el último adiós al actor Jorge Porcel, que falleció en la ciudad de Miami el martes de la semana pasada.

El actor, que integró la más notable de las duplas cómicas locales durante décadas con Alberto Olmedo, fue enterrado ayer en el Panteón de la Asociación Argentina de Actores, horas después del arribo de sus restos desde los Estados Unidos.

Debido a su profesión de fe religiosa, la familia evitó la capilla ardiente del cementerio y efectuó una pequeña ceremonia de despedida en el Panteón de Actores celebrada por un pastor evangelista.

Pocas figuras del espectáculo, ninguna de sus famosas “gatitas” (Graciela Alfano, Moria Casán, Susana Giménez), tampoco el productor Gerardo Sofovich, su amigo Jorge Luz y tan sólo algunos compañeros de troupe como Tito Mendoza, el Flaco García (el inolvidable mozo que ligaba los cachetazos), Cuchuflito y Rolo Puente, se allegaron hasta el cementerio para tributarle una despedida definitiva a quien fuera uno de los últimos capocómicos de la era dorada de la revista argentina y popular actor de la televisión y el cine.

También estuvo presente su esposa Olga, su hija María Sol y su hermano, todos profundamente conmovidos, y los hijos de ex compañeros de trabajo ya fallecidos, como la hija de Juan Carlos Altavista y el hijo de Alberto Olmedo.

“Nosotros tendríamos que haber garpado para estar con ellos”, señaló el Flaco García recordando el talento de Porcel y Olmedo, y luego remarcó: “A Porcel con sólo verlo parado en el teatro o en la televisión, ya te reías”.
Por su parte, Tito Mendoza señaló: “El trabajo más difícil del actor es hacer reír, y él hizo reír a tres generaciones de argentinos por más de 20 años”.

Mendoza remarcó que Porcel “era muy serio, como todo cómico, pero también era muy creativo y muy repentista”.

Por su parte, Rolo Puente señaló: “Guardo los mejores recuerdos de él como compañero de trabajo y como amigo”, en un rápido intercambio de palabras con la prensa, que en gran número se dio cita en La Chacarita.
El popular Gordo falleció el martes 16, a los 69 años, en el Mercy Hospital de Miami, tras una operación de vesícula biliar que se le fue complicando. Desde entonces, generaciones de argentinos lo están llorando.

DiarioHoy