nav
Viernes 18 de Agosto de 2017

El evangelio según Superman

El rabino neoyorquino Simcha Weinstein, asegura que la historia de Supermán bebe directamente de la tradición y el ideario del pueblo judío.

  • Sociedad    
  • 4 jul 2006   

¿Qué sientes con esta noticia?

Definitivamente no necesitamos ojos de rayos X para notar los toque mesiánicos en la última película de la saga de Superman, pues en ella se echa manos de una extensa e inspiradora similitud entre el regreso del hombre del hierro y la historia del Hijo del Hombre.

Debemos confesar que antes hemos sido un poco escépticos en relación a este film pues pensábamos que el forzar la narrativa de un super héroe con lo que se expone en el Nuevo Testamento era algo forzado.

Pero estábamos errados, no hay nada que sea forzado a la fuerza ya que el paralelismo entre Jesús en “Superman Returns” es tan obvio como lo son las mentiras del Codigo de Da Vinci.

Y para que no pase desapercibido a nuestro lectores queremos exponer tan sólo un destello de esta metáfora al Salvador.

Clark Kent fue enviado por su padre (cuyo nombre es Jor-El que por cierto es el Nombre hebreo de Dios el Padre) porque la gente en la tierra “se cerraban a la luz para ver el camino. Y para que esto fuese aún más obvio se reanima la figura de Marlon Brando en la que dice: “Por esta razón, te enviado a ellos, único hijo”

Es allí donde se podría poner el pasaje de Juan 3:16 a pantalla completa.

Y por si esto no fuese suficiente, hay un momento donde el superhombre se muestra con una herida de puñalada en su costado, y con una postura como si estuviese crucificado

Definitivamente es una película que hace una analogía al Salvador y en la que se deberían incluir en los créditos a Marcos, Mateo, Lucas y Juan. Antes de terminar esta breve nota queremos comentar una escena que nos ha conmovido en la que Luisa dice: “El mundo no necesita un Salvador … ni tampoco yo”. Impacta pues puede que sea el mensaje más subliminal de toda la película en referencia a la historia de Cristo. Y es una reflexión directa del mundo en tiempos de Jesús y el mundo de ahora. Luisa ve la necesidad de un Superman en una debilidad inmadura pues está engañada de un falso sentido de seguridad. El mundo NECESITA un Salvador y también nosotros. A veces no lo vemos sino cuando viene una catástrofe o cuando es demasiado tarde. Es por ello que debemos dedicarnos en la obra de nuestro Padre y ayudar a la gente a ver su necesidad del único que puede rescatarlos de la peor catástrofe: una eternidad sin Dios. Y para concluir exponemos otra de nuestras escenas favoritas que ocurre cuando Superman le dice a Luisa: “Estoy siempre cerca” Lo que nos recuerda que tenemos un Salvador a quien podemos clamar en cualquier momento y circunstancia.

Superman, el hombre de acero, es judío.

Superman, el hombre de acero, es judío.Así lo defiende el rabino neoyorquino Simcha Weinstein, que asegura que la historia de Supermán bebe directamente de la tradición y el ideario del pueblo judío. Kal-El, nombre de Supermán en su planeta de origen, Kripton, es un vocablo hebreo que significa ‘La voz de Dios’, aseguró el rabino.

«Los creadores de Supermán eran judíos y por eso pusieron en el personaje gran parte de su cultura y filosofía. Además, tiene un ‘alter ego’, Clark Kent, como muchos de los judíos que vinieron a EEUU», explica el rabino.

entreCristianos.com