nav
Martes 22 de Agosto de 2017

Evangélicos oran por la paz en Juárez

Integrantes de 700 iglesias evangélicas de Ciudad Juárez, Chihuahua, participaron en una marcha por la paz, en la que pidieron a las autoridades municipales que entreguen la ciudad a Cristo.

  • Sociedad    
  • 24 jul 2006   

¿Qué sientes con esta noticia?

Integrantes de 700 iglesias evangélicas de Ciudad Juárez, Chihuahua, participaron en una marcha por la paz, en la que pidieron a las autoridades municipales que entreguen la ciudad a Cristo, para que el mundo deje de identificar esta frontera como “eje del mal”.

La marcha comenzó a las 10 horas en un centro comercial ubicado en Paseo Triunfo de la República, siguió por Plutarco Elías Calles hasta llegar al estacionamiento del estadio Benito Juárez, donde los cristianos oraron por la paz de la ciudad.

Los participantes portaban cartelones con leyendas religiosas. La instrucción fue que nadie hablara de narcos, políticos, funcionarios o candidatos y, en cambio, se mencionara que aquí no hay desempleo, que hay miles de personas buenas, que trabajan y producen, que van a las iglesias, que oran y creen en Cristo, dijo Leopoldo Rivera, uno de los pastores que organizaron el recorrido.

Las iglesias quieren dar a conocer que en esta ciudad no sólo existen homicidios de mujeres, ejecuciones, violencia, sino gente buena que trabajaba y se opone a que muy pocos ciudadanos hayan construido con sus delitos la fama negra de la ciudad.

Entre otros que organizaron y participaron en esta marcha está el grupo de motociclistas Centauros de Ciudad Juárez, Asociación de Transportes, Lienzo Charro Adolfo López Mateos, Instituto Militarizado, Centros de Integración Cristiana y Mariachi Rosa.

Hasta representantes de 10 iglesias con sede en El Paso, Texas, Estados Unidos, marcharon junto con los evangélicos de Juárez y pidieron orar por esta frontera y porque el bien se apodere de las calles.

El recorrido incluyó carros alegóricos, duró más de una hora y media y terminó en la explanada del estadio Benito Juárez.

La Jornada