nav
Domingo 24 de Septiembre de 2017

Jerusalén albergará festival gay a pesar de ira religiosa

Se ha creado una inusual alianza entre líderes judíos, musulmanes y cristianos para impedirlo.

  • Sociedad    
  • 12 jul 2006   

¿Qué sientes con esta noticia?

Los organizadores de un festival gay previsto para el mes próximo en Jerusalén han prometido continuar con los planes para realizar el acontecimiento en la ciudad sagrada, a pesar de la inusual alianza entre líderes judíos, musulmanes y cristianos para impedirlo.

Está previsto que WorldPride, un festival internacional de una semana de duración que incluye un desfile, conferencias y exhibiciones, comience el 6 de agosto.

“La santidad de Jerusalén brilla más

cuando todos los seres humanos son respetados por igual en la ciudad”, señaló el martes a Reuters Hagai El-Ad, de la Casa Abierta de Jerusalén, que organiza el festival.

“Estamos determinados y comprometidos a realizar el evento WorldPride en Jerusalén como está planeado”, agregó.

La homosexualidad es un tema controvertido para muchos musulmanes, judíos y cristianos. Los tres colectivos tienen santuarios en Jerusalén.

Los líderes religiosos dejaron de lado sus diferencias en el corazón del conflicto de Oriente Medio para tratar de evitar que se lleve a cabo el festival.

Algunos opositores al WorldPride pegaron carteles en las calles en los que ofrecen una recompensa de 4.

500 dólares (aproximadamente 3.530 euros) para cualquiera que mate “a una de las personas de Sodoma y Gomorra”.

El centro de las críticas las acapara el desfile, aunque los organizadores rechazan los rumores locales de que manifestantes tratarán de alcanzar el sitio más sagrado de Jerusalén.

Un judío ultraortodoxo apuñaló e hirió a tres participantes en una marcha del orgullo gay el año pasado en Jerusalén.

“Estamos viviendo días duros, tales acontecimientos no son los que necesita Jerusalén”, afirmó Adnan Husseini, director del Waqf Musulmán, que administra el tercer lugar más sagrado del Islam.

ALIANZA RELIGIOSA

El Monte del Templo es el sitio más sagrado para el judaísmo y también es importante para los cristianos. El rabino jefe sefaradí de Israel, Shlomo Amar, ha apelado al Papa para que hable personalmente en contra del desfile. El Vaticano ya ha expresado su oposición.

Grupos cristianos evangélicos calificaron al festival de ser “un acto calculado y polémico destinado a provocar y ofender”.

Las autoridades de la ciudad dicen que no están tomando partido por ningún bando y han delegado en la policía la decisión de si puede realizarse el desfile. Los funcionarios planean adoptar una posición al respecto cuando se acerque la fecha siguiendo criterios de seguridad.

En una tormentosa reunión esta semana en el Parlamento de Israel, un clérigo musulmán dijo que Jerusalén se arriesgaba a sufrir una ira similar a la que destruyó la ciudad bíblica de Sodoma si se permitía que continuase el evento WorldPride.

“Si ustedes desfilan, nos causarán daño y también Dios”, manifestó el jeque Abu Ali a un comité parlamentario.

Los organizadores esperaban celebrar el festival en el 2005 pero lo pospusieron temiendo que hubiese sido difícil llevarlo a cabo al mismo tiempo que Israel se retiraba de la Franja de Gaza. El primer evento fue en el 2000 en Roma, como lo definió WorldPride, “en el umbral del Papa”.

El-Ad, de Casa Abierta, dijo: “Es realmente una cuestión de libertad de expresión. Si la policía no pude proteger a manifestantes pacíficos en una calle importante de Jerusalén, ¿entonces quien controla la ciudad?”.

Enkidumagazine