nav
Miércoles 20 de Septiembre de 2017

Líderes evangélicos latinos celebran fallos sobre homosexuales

En una decisión 4-2, la más alta instancia judicial a nivel estatal señaló que, bajo las leyes del estado, están prohibidos los matrimonios entre homosexuales y que cambiarlas, le compete sólo a la legislatura estatal. (foto: Reverendo y senador estatal Rubén Díaz)

  • Sociedad    
  • 7 jul 2006   

¿Qué sientes con esta noticia?

Líderes de la comunidad evangélica latina celebraban hoy la decisión de la Corte de Apelaciones de Nueva York, que falló en contra de las bodas entre parejas del mismo sexo.

En una decisión 4-2, la más alta instancia judicial a nivel estatal señaló que, bajo las leyes del estado, están prohibidos los matrimonios entre homosexuales y que cambiarlas, le compete sólo a la legislatura estatal.

De inmediato, el gobernador republicano George Pataki se manifestó complacido de que haya prevalecido la posición del estado.

“Estoy satisfecho de que el alto foro haya sostenido nuestra posición de que el matrimonio es entre un hombre y una mujer y que haya reafirmado que es un asunto de la legislatura”, afirmó Pataki.

Igualmente los reverendos, miembros de la Organización de Ministros Hispanos, festejaron con gritos de “sí se puede” que la ciudad haya logrado un acuerdo para que la escuela superior Harvey Milk deje de ser exclusivamente para homosexuales.

Hace cuatro años, el reverendo y senador estatal Rubén Díaz, presidente de la Organización de Ministros, impugnó en la corte federal en Manhathan, a través del grupo radicado en Miami Liberty Counsel, que la ciudad asignara 4 millones de dólares a la Harvey Milk, una escuela exclusivamente para estudiantes homosexuales.

Antes que la escuela pasara a integrar el sistema de educación pública se sostenía con fondos provenientes del Instituto Hetrick-Martin, que aboga por los derechos de los jóvenes homosexuales.

La administración del alcalde Michael Bloomberg, que tiene el control de las escuelas públicas, argumentó que la decisión de una escuela para homosexuales estuvo basada en que estos estudiantes eran objeto de abusos y discriminación por parte de compañeros de clases y su familia y que allí tenían un ambiente seguro.

Díaz alegó en su demanda que la acción de la ciudad discriminaba con los estudiantes del sur de El Bronx que representaba, porque no tenían las mismas facilidades que los estudiantes de la Harvey Milk, de aire acondicionado y moderna tecnología, entre otras ventajas.

Argumentó además que tener una escuela sólo para homosexuales era segregación, una práctica que hace muchos años había terminado en la nación.

El asunto causó un gran revuelo en la ciudad e hizo que concejales apoyaran la decisión de la ciudad.

“Usar cuatro millones de dólares para promover una escuela para homosexuales ya no existe, es ilegal, eso sería segregación y nosotros no creemos en segregación ni discriminación. Ahora existe una escuela pública para todo el mundo”, sostuvo.

Como parte del acuerdo con la ciudad, la escuela tiene que dejar saber que no discrimina contra los estudiantes que no sean homosexuales y asegurar que su personal siga las reglas de no discriminación.

Díaz se manifestó además satisfecho por la decisión de la Corte de Apelaciones sobre el matrimonio entre homosexuales.

“La corte ha dicho que no puede haber matrimonio para homosexuales, así que es una pérdida grande para esa comunidad, que ha gastado mucho esfuerzo y dinero. Yo estoy loco de contento”, dijo.

Díaz sostuvo hoy una reunión en El Bronx con ministros de la Organización, que representa miles de feligreses y que hace un año realizó una masiva manifestación de protesta en repudio a los matrimonios, donde festejaban las dos noticias.

“Hoy hay doble victoria para el pueblo evangélico porque sí se puede”, sostuvo Díaz, en medio de aplausos y vítores.EFE

ElSentinel