nav
Viernes 15 de Diciembre de 2017

Seleccionado de Brasil dividido por evangélicos y fiesteros

“Abusaron de las fiestas y no dejaron de tomar cerveza o fumar”. Entre los principales acusados están Ronaldo y Roberto Carlos.

  • Sociedad    
  • 13 jul 2006   

¿Qué sientes con esta noticia?

Las declaraciones de algunos jugadores del seleccionado brasileño eliminado en cuartos de final del Mundial 2006, dejan entrever una división en el seno del plantel entre evangélicos y futbolistas que “abusaron de fiestas”, según publica hoy el matutino ‘Folha de Sao Paulo’.

La opinión de los evangélicos es, de acuerdo con el rotativo, citado por DPA, que los jugadores “abusaron de las fiestas y no dejaron de tomar cerveza o fumar”.

Entre los principales acusados están Ronaldo y Roberto Carlos.

“Entre los atletas y empresarios, Roberto Carlos y Ronaldo son conocidos por su gusto por fumar y tomar (alcohol) en los días libres. Los compañeros evangélicos no tienen nada en contra. Sin embargo se irritaron porque esperaban que cambiasen sus hábitos pensando en la Copa”, señaló el medio.

Destacó que entre los “disconformes” están Kaká, Zé Roberto y Lucio, todos evangélicos, al igual que los suplentes Cris y Luisao.

Un día después de la eliminación en los cuartos de final contra Francia por 1-0, un integrante de la delegación brasileña que, según el matutino pidió no ser identificado, mencionó dos grupos en el elenco, los “serios” y los “de la cerveza”.

Uno de los que sugirió que no todo el mundo había dado “todo” por el campeonato fue Zé Roberto, considerado por la FIFA el mejor jugador en campo en dos de los cinco partidos disputados en el torneo por el seleccionado brasileño.

“Tengo conciencia de que me di al máximo. Cada uno precisa hacer un autoanálisis para ver si también dio todo lo que podía”, dijo Zé Roberto en una entrevista a medios brasileños un par de días después de la eliminación.

Por otra parte, el delantero brasileño Ronaldo se recupera de la frustración del Mundial en un lujoso “penthouse” neoyorquino junto a su novia Raica Oliveira, reveló hoy el diario alemán ‘Bild’, en tanto que su compañero Ronaldinho pasa sus días en Marbella.

Ronaldo reparte su tiempo entre las compras -“ella compra, él saca la tarjeta de crédito”, destaca el diario- y largas estancias en la piscina ubicada en la azotea del hotel “Gansevoort”. Cada noche en el hotel de lujo le cuesta al brasileño 5.000 dólares.

Ronaldinho optó por no cruzar el Atlántico, y alquiló una casa en Marbella para relajarse junto a su novia, Alexandra Paresant. “Disfrutamos mucho en la playa, celebramos mi cumpleaños. Ronnie me regaló unos pendientes, un collar y un brazalete de Choppard”, dijo al diario ‘Bild’ la novia del futbolista.