nav
Jueves 21 de Septiembre de 2017

Evangélicos Bolivianos marcharon pidiendo el mismo trato que católicos

Representante de los colegios evangélicos de Santa Cruz, dijo que con la concentración los evangélicos pretenden “marcar presencia” para ser incluidos en las políticas educativas del país.

  • Sociedad    
  • 2 ago 2006   

¿Qué sientes con esta noticia?

“Queremos expresar libremente nuestra fe” y “no a la ley del aborto”, fueron las frases comunes en las pancartas y gritos de los asistentes en la concentración de los evangélicos y cristianos en el monumento del Cristo, la tarde de ayer. Fernando Vargas, de la Asociación Cristiana Evangélica (ACE), indicó que la concentración respondía a la “expresión pública de la fe del pueblo cristiano”, que no permitirá la aplicación de la Ley de los Derechos Sexuales y Reproductivos, “que es atentatoria contra la moral cristiana porque permite el aborto y la unión de personas del mismo sexo”.

La reunión no concentró el número de personas esperado. Sin embargo, Vargas justificó la ausencia porque la concentración fue organizada días previos. Aún así, anunció otra concentración para el viernes en el estadio de Real Santa Cruz con toda la congregación evangélica cristiana de Santa Cruz.

“Merecemos ser escuchados, tomados en cuenta, porque existimos como iglesia, somos dos millones en todo el país, así que el Gobierno debe considerarlo antes de atacar la creencia en Dios”, aclaró.

Algunos de los padres asistentes repudiaron la conducta del ministro de Educación, Félix Patzi.

“Queremos que vea que estamos adorando al único Dios y no a los que él nos quiere imponer”, manifestó Jenny Sensano, una madre de familia que asistió a la concentración con sus niños. Otro padre de familia expresó que la actitud del Gobierno y “sus ritos andinos” ha generado confusión.

Samuel Correa, representante de los colegios evangélicos de Santa Cruz, dijo que con la concentración los evangélicos pretenden “marcar presencia” para ser incluidos en las políticas educativas del país. Correa indicó que la iglesia cristiana pide la misma oportunidad y condición que otras religiones sin la hegemonía de una sobre otras porque “la iglesia de Jesucristo es una sola”.

El Nuevo Día