nav
Lunes 25 de Septiembre de 2017

Pescadores naufragan en méxico y son encontrados en las costasde australia

“Esto ha sido un milagro de Dios, porque nunca perdimos la esperanza”. dijo Jesús Vidaña, uno de los tres pescadores que permanecieron durante nueve meses y nueve días perdidos en altamar a quienes sus familiares los creían muertos. Jesús Vidaña, …

  • Sociedad    
  • 16 ago 2006   

¿Qué sientes con esta noticia?

“Esto ha sido un milagro de Dios, porque nunca perdimos la esperanza”. dijo Jesús Vidaña, uno de los tres pescadores que permanecieron durante nueve meses y nueve días perdidos en altamar a quienes sus familiares los creían muertos.

Jesús Vidaña, Lucio Rendón Becerra y Salvador Ordoñez todos de origen mexicano afirmaron al ser entrevistados vía telefónica a bordo de un barco pesquero de Taiwán que los rescató, que la tarde del 28 de octubre de 2005 salieron a pescar.

Lo que parecía un jornada cotidiana, se convirtió en una pesadilla para los tres mexicanos, que salieron a pescar tiburones de las costa de san Blas municipio de Nayarit México, a bordo de una lancha de 27 pies.

Afirmó que “En esa tarde el viento nos llevó mar adentro y comenzamos a alejarnos de nuestro lugar de trabajo, hasta perdernos”.

Señaló Jesús Vidaña que durante los nueve meses y nueve días que demoraron perdidos en altamar a veces comían peces voladores o sólo su sangre, o bien algún pato que se les acercaba, a veces dijo, pescábamos haciendo “anzuelos” con un alambre, pero había ocasiones que se pasaban quince días sin comer, y el agua que tomaban era la que Dios les mandaba del cielo (llovia).

“En ocasiones nos dolía el estómago cuando no comíamos, y hubo ocasiones que sólo teníamos un pato para comer los tres”, recordó.

“Volvimos a nacer- teníamos Fe en Dios” se limitó a decir el sobreviviente; “esto ha sido un milagro de Dios, porque nunca perdimos la esperanza”.

Finalmente luego de que vieran pasar a varias embarcaciones a quienes les pidieron auxilio y nos los rescataron un barco atunero Taiwanes los rescató en el Océano Pacífico cerca de las Islas Marshall, al noreste de Australia a casi ocho mil kilómetros de las costas mexicanas de donde salieron. Mt. 28-20…Y e aquí que yo estoy con vosotros todos los días y hasta el fin del mundo.

Por Cecilio Baltazar Miranda