nav
Domingo 24 de Septiembre de 2017

Cien mil cristianos en las prisiones de Corea

Según la ONU, el régimen comunista continúa sometiendo a los fieles cristianos a trabajos forzados, torturas, hambre y ejecuciones. Corea del Norte se ha convertido en el nuevo Auschwitz para los creyentes.

  • Sociedad    
  • 21 sep 2006   

¿Qué sientes con esta noticia?

Según la ONU, el régimen comunista continúa sometiendo a los fieles crstianos a trabajos forzados, torturas, hambre y ejecuciones. Corea del Norte se ha convertido en el nuevo Auschwitz para los creyentes.

La alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanosha denunciado que alrededor de cien mil cristianos se encuentran en la actualidad encarcelados en campos de trabajos forzados del país comunista, «sometidos al hambre, las torturas y las ejecuciones».

Tanto ex funcionarios como prisioneros que han logrado escapar afirman que, en estas prisiones, los cristianos sufren peor trato que los que han cometido graves delitos.

LA ALARMA NO QUEDA AQUÍ
Desde que en 1953 se instaurara el régimen comunista en Corea del Norte, más de 300.000 cristianos han desaparecido y apenas quedan sacerdotes. Tampoco se tienen noticias del monseñor Francis Hong Yong-ho, último obispo de la capital de Corea de Norte, Pyongyang, ni de los cincuenta sacerdotes que estaban censados en su diócesis en 1962, fecha en la que se perdió el rastro de todos ellos.

CONTROL ESTALINISTA
Según el Informe sobre la Libertad Religiosa en el Mundo que cada año presenta el Departamento de Estado Americano, la situación de Corea del Norte es definida como «un régimen estalinista donde la libertad religiosa no existe y que pudiera tener el número más alto en el mundo de presos a causa de la religión».

Y es que en Corea del Norte no está permitida ninguna presencia religiosa, ya sea budista o cristiana, ni tampoco cualquier práctica de actividad misionera. El único culto posible es el tributado a Kim Jong-il, comandante supremo del ejército y jefe de Estado. Cualquier organización religiosa o social debe inscribirse y ser controlada por el Partido Comunista porque, de lo contrario, se exponen a ser perseguidos y castigados con penas severas.

COPIANDO A CHINA
La asociación Ayuda a la Iglesia Necesitada (AIN) estima que más de 500.000 ciudadanos se declaran cristianos, lo que supone un escaso dos por ciento de la población total, mayoritariamente agnóstica «por obligación».

El nivel de desnutrición -especialmente en los niños-, sigue siendo extremadamente alto y el Programa Alimentario Mundial de las Naciones Unidas alertó en 2005 de que más de seis millones de personas podían morir en el país si no se intervenía con ayudas humanitarias masivas urgentes.

ACPress.net