nav
Domingo 24 de Septiembre de 2017

Fue condenado a un crimen que no cometió, ahora predica el evangelio

Luego de haber sido rescatado por Cristo en el reclusorio “Allende” donde había sido condenado por un delito que no cometió a 12 años de prisión, Alberto Torres Brito ahora se dedica a predicar el evangelio de Jesús en las …

  • Sociedad    
  • 13 sep 2006   

¿Qué sientes con esta noticia?

Luego de haber sido rescatado por Cristo en el reclusorio “Allende” donde había sido condenado por un delito que no cometió a 12 años de prisión, Alberto Torres Brito ahora se dedica a predicar el evangelio de Jesús en las cárceles de la república Mexicana y visitó la redacción de Noticiacristiana.com y Razón de Veracruz para platicarnos parte de su testimonio.

Afirmó que estuvo internado un año y fracción con una sentencia de 12 años, Dios permitió que estuviera el tiempo que el necesitó para convertirse al cristianismo.

¿Cómo conociste de Cristo? En una celda de castigo ¿Cómo fue? Llegó el momento de necesidad en mi vida, me habían hablado de Cristo y en ese momento me acordé de él, que había un Dios, y clamé y le dije que si el existía viniera a mi vida y me diera una paz porque no tenía paz, y en ese momento vino algo supremo y pude entender que había alguien que transformaría mi vida, ya que sentí algo que nunca había sentido y hasta el día de hoy soy un evangelista que se dedica a predicar el evangelio en las cárceles de diversas partes del estado de Veracruz y la República Mexicana.

Quizás, agregó- esto es algo inexplicable para mucha gente, pero cuando alguien clama a Dios entonces su presencia divina está contigo y te das cuenta de que Dios existe.

Fue en 1999 cuando salí de prisión, luego de que me dieran una sentencia de 12 años pero por la misericordia de Dios estoy libre ya que yo hubiera salido hasta el 2011, ¿qué hiciste al salir? Salí a congregarme a una iglesia, fue algo difícil para mi vida ya que pasaron muchas cosas en las que Dios tuvo que tratar y estuve en la lona como 4 años y medio, estuve no alejado de Dios si no en un proceso de cuatro años y medio para entender cosas que no podía comprender, es un testimonio muy largo para contarle, lo que hoy ha pasado en mi vida ya que ahora predico el evangelio y por eso me orilla a que en ese mismo amor que siento y convencido de su amor, ahora predico en las prisiones en las calles y en todos lugares.

Originario de Can Cun Alberto Torres Nieto recorre las cárceles donde va a predicar el evangelio, aunque asegura que a receses muy difícil por la condición económica, padre de tres hijos que estudian preparatoria y secundaria.

En Can Cun afirma que administra un centro de Rehabilitación, tiene una misión en su casa que se llama “Gracia Cristiana” y una iglesia que se llama” Ríos de Agua Viva”.

Afirmó que ha tenido que dejar su lugar para que otros ministerios se levanten y así apoya a sus hermanos que por alguna causa se encuentran internados en un reclusorio.

Por último dijo; si nosotros nos ponemos a ver lo que hay dentro de nuestras iglesias y a poner un poco de atención y a impulsar a los hermanos a que sean unos ministros de Dios, estoy seguro que esta nación se convertiría al cristianismo.

Usted estimado lector puede invitar a Alberto Torres Nieto a predicar en su iglesia llamándole a los teléfonos celular 9981 30-15-08 y teléfono de casa 01998 13-26-924 de Can Cun o bien mandarle un mensaje al correo evangélista22@hotmail.com

Por Cecilio Baltazar Miranda.