nav
Jueves 14 de Diciembre de 2017

Iglesias Católica y Evangélicas promueven campaña contra fiesta de Halloween

Personeros de las iglesias Católica y Evangélicas, argumentaron que esta celebración no representa el sentido de respeto que debe brindarse a los difuntos durante el próximo 1 de noviembre.

  • Sociedad    
  • 24 oct 2006   

¿Qué sientes con esta noticia?

Un fuerte rechazo a la fiesta de Halloween plantearon diferentes personeros de las iglesias Católica y Evangélicas de Antofagasta, argumentando que esta celebración no representa el sentido de respeto que debe brindarse a los difuntos durante el próximo 1 de noviembre.

En este sentido, la agrupación cristiana del Ministerio Kyrios está promoviendo una campaña contra esta controvertida festividad en la ciudad, asegurando que esta fecha en que los niños se disfrazan está asociada a ritos satánicos.

Junto al pastor Rubén Rodríguez, un grupo de jóvenes reparte volantes alusivos a esta temática en centros comerciales, supermercados y cruce de calles, específicamente en los semáforos.

Satanismo

De hecho, durante la luz roja un grupo de jóvenes forman la palabra “Jesús te ama”, cada uno con una letra, ocasión en que aprovechan de repartir volantes a los conductores.

El movimiento definido como “Anti Halloween” realiza una breve reseña etimológica de una palabra que significaba “Día de Todos los Santos” a “Sea Satanás reverenciado o enaltecido”, versa el panfleto.

Además, sentencia que “la noche de Halloween no debe celebrarse por ningún cristiano, ya que en esta fecha los grupos satánicos hacen sacrificios a animales y, lo que es más grave, a personas”.

El pastor Rodríguez advierte que esta festividad “no es simplemente una cosita divertida e inofensiva, sino que es una celebración de las tinieblas y que, tal como creían los celtas en la antigüedad, en esa fecha confluye todo un ambiente satánico que propicia una atmósfera favorable a la brujería y el mal”.

“Creo que nuestro deber como cristianos es dar luz en nuestras ciudades a toda la población a través de la iglesia”, aseguró, por ello la idea es repetir la campaña del año pasado que incorporó oraciones, enseñanzas en público y reparto de volantes.

Así, esperan llegar de forma fuerte con este mensaje hasta el 31 de octubre, que define como “vísperas del día de los demonios”, a fin de lograr educar a la gente y evitar que los padres hagan partícipes a sus hijos de esta celebración y tradición trastocada.

Valores

Para la Iglesia Católica, esta celebración no tiene nada que ver con nuestra cultura y valores, lo que atenta contra el espíritu de reflexión que debe imperar el próximo 1 de noviembre.

En este sentido, el arzobispo de Antofagasta, monseñor Pablo Lizama, en repetidas ocasiones ha señalado que “ésta es una celebración negativa y que no tiene ninguna relación con nuestra idiosincrasia y tradiciones”.

Dejó en claro que el llamado de la iglesia es dar a esta fecha un sentido positivo, “lo que se debe celebrar es el Día de todos los Santos, que claramente tiene una connotación de santidad”.

La Segunda