nav
Viernes 15 de Diciembre de 2017

Iglesia declara mártires a pastores asesinados y anuncia estrategias contra la violencia

“Condenamos este asesinato y le pedimos a las autoridades competentes una investigación exhaustiva y que se haga justicia” exclamó el Obispo Medardo Gómez (en la foto).

  • Sociedad    
  • 9 nov 2006   

¿Qué sientes con esta noticia?

“Pido al mundo que sean reconocidos como mártires, porque ello, nos ayuda a reafirmar nuestra labor profética que realizamos en opción preferencial por los más necesitados, en este contexto de violencia, muerte y locura en que nos ha tocado hacer iglesia” sostuvo el obispo Medardo Gómez, Presidente de la Iglesia Luterana Salvadoreña, durante el sepelio de los mismos

“Ha sido un golpe muy fuerte para nuestra Iglesia, lloramos a nuestros pastores porque han sido incansables en su ministerio, como padre y madre, como esposos, como ciudadanos, como hijos de Dios, como pastores, como hombres y mujeres de bien.

No es posible que exista tanta maldad, tanta violencia y muerte” expresó Gómez.

Más tarde, en una sala repleta, levantó la copa, la estola, la Biblia, la cruz y reafirmó, “ellos ya han pasado por la cruz y esta estola, es el símbolo que nos marca nuestro compromiso, nadie, absolutamente nadie puede quitárselos cuando se asumen con la energía en que ellos lo hicieron, por eso, en el nombre de Dios, los declaramos mártires y profetas”.

El lunes, luego del acostumbrado devocional, el Obispo junto al Cuerpo Pastoral, expusieron frente a la prensa nacional las primeras indagaciones del hecho.

“Condenamos este asesinato y le pedimos a las autoridades competentes una investigación exhaustiva y que se haga justicia” exclamó el Obispo.

Ante el acoso de preguntas sobre los móviles del hecho, el reverendo Carlos Nájera, Coordinador Pastoral Diaconal, manifestó “no podemos adelantar muchos datos para no entorpecer las investigaciones, pero vamos a luchar porque se haga justicia, este caso no va a quedar impune”.

Los Padres Franciscanos de la Iglesia Católica y demás representante de organizaciones e instituciones, afirmaron la necesidad de unión en una cruzada contra la violencia y la delincuencia que cobra cada día muchas vidas sin que medie solución alguna. Ayer, representantes de Tutela Legal del Arzobispado de la Iglesia Católica de El Salvador, de la Mesa Permanente de Gestión de Riesgos, de Comandos de Salvamentos, de la Universidad Luterana y de otras instancias, levantaban propuestas de seguimiento ante lo ocurrido.

En el planteamiento, se expresaba la necesidad de trabajar una propuesta en tres sentidos: una jurídica, que incluya la demanda de justicia hacia la Fiscalía General de la República, hacia la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos para poner formalmente la denuncia, y hacia la Asamblea Legislativa para demandar paz. Otra en el acompañamiento del pueblo organizado demandando justicia. En este punto, la Iglesia y Comandos de Salvamentos, harán una propuesta para convocar a más instituciones y unirse en la lucha.

Y como último punto, expresar a la opinión pública nacional e internacional, con el apoyo de las hermandades e iglesias en el mundo, la denuncia y el compromiso de seguir en la lucha. Para este miércoles, en reunión pastoral, el Obispo, expresará las acciones inmediatas a seguir como Iglesia.

El próximo sábado, a una semana del trágico hecho, se hará una visita a la Iglesia Montes de Penzberg junto a una procesión, después de participar en un acto ecuménico que la Universidad José Simeón Cañas, ha convocado para celebrar la vida de los mártires.

“Debemos honrar la vida de los mártires y estamos seguros que Francisco y Jesús Carrillo, nos ayudarán en la lucha que seguimos y nos van a demandar justicia y paz”, enfatizó el prelado luterano.

alc