nav
Miércoles 20 de Septiembre de 2017

Abre sus puertas la biblioteca bíblica más grande del hemisferio sur

Una nueva biblioteca bíblica con más de diecisiete mil volúmenes, la más grande de su género en el hemisferio sur, abrió oficialmente en Barueri, São Paulo, al sur del Brasil.

  • Sociedad    
  • 19 ene 2007   

¿Qué sientes con esta noticia?

La biblioteca, localizada en el Museo de la Biblia de la Sociedad Bíblica de Brasil, contiene principalmente la colección de las Sociedades Bíblicas Unidas que hasta hace poco tuvo su sede en la American Bible Society en Nueva York, bajo su administración.

Con el traslado de la colección de Nueva York, la nueva biblioteca asume la función de ser una de las dos bibliotecas depositarias de todas las traducciones de la Biblia publicadas por las SBU; la otra es la colección de la Sociedad Bíblica en la Biblioteca de la Universidad de Cambridge.

En la ceremonia de inauguración el 17 de octubre, le correspondió cortar la cinta a Jacquelyn Sapiie, supervisora de los servicios bibliotecarios de la American Bible Society, y el reverendo doctor Rudi Zimmer, director ejecutivo de la Sociedad Bíblica de Brasil. La primera es representante de la antigua ubicación de la colección, y este último de su nuevo lugar en un Museo Bíblico y centro de eventos de espléndida e innovadora arquitectura, que abriera hace apenas tres años.

Entre los dignatarios cívicos que asistieron a la inauguración, se encontraban el gobernador de São Paulo, Claudio Lembo, y Rubens Furlan, el alcalde de la ciudad de Barueri.

«El Museo Bíblico será ahora un punto de referencia para todos los que participan o se interesan en la traducción bíblica, como también para los lingüistas en general», dijo el doctor Zimmer. «Los cristianos y otras partes interesadas podrán apreciar ejemplares de traducciones a lenguas que nunca antes habían pensado que existían».

La biblioteca contiene Biblias en más de mil idiomas, como también ediciones académicas raras, como la Biblia hebrea-latina de 1546 y la Biblia Sacra Vulgata, edición 1669. Pero lo mismo que ediciones antiguas de Escrituras y de las últimas traducciones, la colección posee libros y revistas bíblicas de toda clase (de referencia, de teología y literatura devocional) así como materiales relacionados en audio, DVD, vídeos, CD, fotografías y mucho más.

En una carta dirigida al doctor Zimmer, con ocasión de la apertura, el reverendo doctor Miller Milloy, secretario general de las SBU, dijo que era apropiado que la segunda colección de los archivos oficiales de las SBU estuviera en Brasil. Dijo que la Sociedad Bíblica de Brasil ha distribuido más Biblias que cualquier otra Sociedad Bíblica y que, en muchos aspectos, el hemisferio sur fue el nuevo hogar de la fe cristiana. «El crecimiento y la fortaleza de la Iglesia ahora se concentra más en el sur que en el norte», dijo el doctor Milloy, «y Brasil encarna ese crecimiento y vitalidad que nos anima a todos».

Rindió tributo al doctor Erni Seibert, el secretario de comunicaciones de la Sociedad Bíblica de Brasil, quien, dijo, desempeñó un importante papel en el manejo de la transferencia de los archivos desde Nueva York.

Las SBU decidieron en 2004 que el depósito de Escrituras que había estado localizado en Nueva York desde 1967, debía trasladarse. Se contactó a la Sociedad Bíblica de Brasil porque había abierto su espectacular nuevo Museu da Biblia un año antes. El acuerdo general para la transferencia se firmó en agosto de 2005.

Mucho antes de que se concluyera el acuerdo, sin embargo, el personal de la biblioteca de la ABS comenzó a planificar el traslado al identificar los libros que se mandarían, colocarlos por grupos lingüísticos y preservar el orden de los libreros. El doctor Seibert pasó una semana en Nueva York con personal de la ABS, en octubre de 2005, para decidir la mejor manera de manejar la transferencia y de continuar con la administración de la colección de la ABS, una vez que esta estuviera en Brasil. Se transfirieron unos once mil volúmenes, y la colección crece aproximadamente unos quinientos volúmenes al año.

En abril de 2006 el doctor Seibert volvió a Nueva York con Lourival Pereira, la bibliotecaria en São Paulo. Estuvieron una semana con el personal bibliotecario de la ABS, y revisaron los procedimientos de catalogación, colocación en los libreros y mantenimiento de la colección, y aprendieron cómo producir el Scripture Language Report (Informe Anual de Escrituras).

Ya está listo un programa dinámico para atraer la atención de un vasto público al Museo. En junio el Museo fue la sede de un Foro de Estudios Bíblicos, que atrajo a más de doscientas personas para escuchar seis ponencias sobre traducción bíblica, y la Sociedad Bíblica de Brasil prepara un sitio web especial exclusivamente para el Museo de la Biblia, que incluirá un catálogo en línea de la colección de la biblioteca.

La biblioteca en sí está abierta al público para visitas personales con cita previa, desde las nueve de la mañana hasta las cinco de la tarde de martes a domingos.

LaBibliaWeb