nav
Sábado 23 de Septiembre de 2017

“Jesus Camp” nominado al Oscar como mejor documental

“Campamento Jesús” Habla de tres niños educados en el cristianismo evangélico más fanático, por medio de una organización llamada Kids On Fire.

  • Sociedad    
  • 26 ene 2007   

¿Qué sientes con esta noticia?

“Campamento Jesús” Habla de tres niños educados en el cristianismo evangélico más fanático, por medio de una organización llamada Kids On Fire, que entrena jóvenes como soldados del Ejército de Dios “para conquistar América en nombre de Cristo”.

Esta película se proyectó en los cines de Estados Unidos, causando mucha controversia. Ahora opta a la nominación de los Oscar de este año.

Jesús Camp postula junto otros documentales tales como Deliver us from evil, “My country, my country” y el documental “An inconvenient truth” realizado por el ex vicepresidente de Estados Unidos Al Gore sobre el cambio climático.

¿Estamos ante una manipulación o una triste realidad?

La película Jesus Camp sigue a un grupo de niños que van al campamento de verano Kids on Fire de la pastora Becky Fischer,

Fischer es una mujer cristiana que ha dedicado su vida a llevar a los niños al Reino de Dios. Está llena de celo, pero vive en un mundo dominado por un simbolismo exagerado y una especie de teología de liberación ultra-conservadora, que lleva a una especie de ateísmo práctico cristianizado. Su teología es débil, ya que su comprensión de Dios y su voluntad se limita a una perspectiva, que ve todo el mal como obra del diablo.


Obsesionada con la guerra espiritual, exagera la autoridad del cristiano, ya que considera que “Dios nos ha dado un poder especial en el universo, basado en nuestra posición en su jerarquía, por lo que podemos actuar en nombre suyo”.

Son así los evangelicos?

El diario El País comentaba esta película como un estudio del papel de la Iglesia evangélica en Estados Unidos. Nada más lejos de la verdad. Campamento Jesús es un cuadro que presenta la realidad de cierto fanatismo evangélico, pero no un análisis serio de la complejidad de un movimiento cada vez más importante en la sociedad norteamericana. Si tenemos que atender a lo que dice el documental, los evangélicos son aquellos que están en contra de Harry Potter y no creen en el calentamiento global del planeta. Lo que no deja de ser una extraña confesión de fe…

Es cierto que la visión de esta película es desasosegante. Da miedo, mucho miedo, ver esos trances colectivos, el fanatismo sectario y el extrañamiento del mundo, con que son educados muchos de nuestros jóvenes. Gracias a Dios, éste no es un campamento normal cristiano, muchos de nuestros hijos no son educados así, ni van a ese tipo de iglesia.

Notas: Acpress.net