Champiñones misioneros

Hoy en día la esperanza brilla y cada vez más, pues la labor de FARMS en alianza con Gospel Ministries International (un ministerio para plantación de iglesias) ha cosechado sus primeros frutos.

  • Sociedad    
  • 6 mar 2007   

¿Qué sientes con esta noticia?

Desde hace poco tiempo el cultivo de champiñones se ha convertido en una forma práctica y sencilla de generar una empresa, por su sencillez y porque no requiere largas horas de aprendizaje, ni mucho trabajo, ni de excesiva inversión.

¿Pero que tiene que ver una industria champiñonera con el evangelio? Pues nada más que generar un verdadero proyecto para desarrollar una visión de plantación de iglesias en Moldova. FARMS International lanzó un proyecto que nació hace apenas un año y medio y se ha expandido a lo largo y ancho de la Europa del Este.

Después del comunismo la devastación y la pobreza era un común denominador de muchos países que formaron la Unión Soviética. La escasez de trabajos y de educación tomó por sorpresa a toda una generación de jóvenes en esos países. La desesperación fue el ingrediente para el caldo de cultivo que generó todo tipo de abusos contra la población.

Sin embargo hoy en día la esperanza brilla y cada vez más, pues la labor de FARMS en alianza con Gospel Ministries International (un ministerio para plantación de iglesias) ha cosechado sus primeros frutos.

El objetivo es alcanzar a las personas en su propio entorno y suplir sus necesidades brindando una base financiera y espiritual sólida.

Quienes diseñaron el concepto, buscaron algo novedoso y que encajara bien en el entorno pues sabían que el éxito alcanzado por alguna idea en otros países ellos no asegura que funcione adecuadamente en otro.

Es por eso que la generación de microempresas era el ingrediente perfectos. Según McLaughlin portavzo de FARMS el híbrido de plantar iglesias junto con una granja de cultivo de champiñones es lo ideal en estas latitudes para suplir los recursos económicos que se necesitan para la autofinanciación de ministerios cristianos. “Tenemos tres familias que nos han ayudado a levantar la empresa, y con apenas unas bolsas de basura, un local y aproximadamente mil dólares hemos levantado una empresa que hoy en día da trabajo a una docena de personas desde la etapa de producción hasta la venta en el mercado” (Estas “bolsas de basura” son en realidad unas bolsas especiales que fueron inicialmente compradas por FARMS como inversión al proyecto. Las mismas están esterilizadas y tienen una consistencia especial que previene que los champiñones se contaminen),

Además de ayudar a la iglesia el proyecto sirve como testimonio de fe según cuenta McLaughlin. “Una de las preocupaciones fundamentales en las familias de Europa del Este es que la mayoría de los padres o de las madres tienen que dejar el hogar en búsqueda de un trabajo que pueda sostener las necesidades de la casa,. con este proyecto en Moldova, el mayor testimonio que se da es que con este tipo de iniciativas, las familiares pueden permanecer unidas y esto causa un tremendo impacto en la población”

Con todo ello la iglesia está siendo potenciada pues se está logrando un evangelismo efectivo con una plantación de iglesias sólidas y se suple además la labor social

entreCristianos.com