nav
Sábado 23 de Septiembre de 2017

La Garganta del Diablo por la Voz de Dios

Pastores evangélicos brasileños emprendieron una campaña para bautizar con el nombre “Voz de Dios” en sustitución de “Garganta del diablo” al conjunto de saltos más famosos de las Cataratas de Iguazú, en Foz do Iguazú.

  • Sociedad    
  • 23 abr 2007   

¿Qué sientes con esta noticia?

Pastores evangélicos brasileños emprendieron una campaña para bautizar con el nombre “Voz de Dios” en sustitución de “Garganta del diablo” al conjunto de saltos más famosos de las Cataratas de Iguazú, en Foz do Iguazú.

La propuesta de los religiosos de la misión evangélica Centro de Integración de la Familia (Ceifa) obedece, según ellos, a la impresión negativa que “Garganta do diabo” (Garganta del diablo) deja entre los turistas que visitan esta región limítrofe con Paraguay.

El pastor Nélio Sander, explicó que el nombre actual, además de mala impresión para los turistas, ninguna relación tiene con la belleza de las caídas de agua, localizas en el oeste del estado de Paraná, cuya capital es Curitiba.

“La Biblia dice en muchos pasajes que la voz de Dios es como el sonido de muchas aguas. Por eso, la sugerencia es que, en vez de Garganta del diablo, que no tiene nada que ver con eso, sea lo opuesto: la Voz de Dios”, dijo Sander al noticiero Paraná TV.

Representantes del sector turístico y autoridades en Paraná admitieron la posibilidad de discutir el asunto, e incluso llevar la discusión a una consulta popular, en tanto que sectores académicos advirtieron que un cambio de nombre requeriría un proyecto serio de información.

“Vamos a discutir este asunto con los colegas. Vemos de forma positiva el cambio de nombre, porque puede traer energías positivas en sustitución de las negativas”, manifestó a periodistas el presidente del Sindicato de Guías de Turismo de Foz do Iguazú, Valter Schoroeder.

El secretario municipal de Turismo, Sergio Lobato, admitió que para resolver este asunto “no solamente la población de Foz do Iguazú y sí todo el estado de Paraná y Brasil deben opinar, pues las Cataratas de Iguazú son un patrimonio de la humanidad”.

El profesor universitario Marco Cury, autor de una de las pocas investigaciones en Brasil sobre las Cataratas de Iguazú, afirmó que el cambio de nombre provocará una polémica mayor, si no se plantea antes un plan educativo de largo plazo.

La Capital