nav
Martes 12 de Diciembre de 2017

México convulsionado por parálisis de 600 niñas: Culpan al juego espiritista ouija

Sicólogos del Ministerio de Salud visitará la escuela, para saber qué llevó a las niñas a quedar medio paralizadas, sin embargo, ya rondan un par de teorías.

  • Sociedad    
  • 9 abr 2007   

¿Qué sientes con esta noticia?

México esta convulsionado con el caso de las 600 alumnas del colegio Villa de las Niñas, en Chalco, que dejaron de caminar.

Aunque hoy un grupo de sicólogos del Ministerio de Salud visitará la escuela dirigida por la congregación de monjas Hermanas de María, para saber qué llevó a las niñas a quedar medio paralizadas, ya rondan un par de teorías.

Luego de que el caso estallara, una semana atrás, se comenzó a hablar de maltrato sicológico y físico cometido por las estrictas monjas, que, entre otras cosas prohibían que las niñas respondieran las cartas de sus padres, los que sólo podían visitarlas una vez al año.

Pocos días despues las autoridades sanitarias aventuraron que la extraña enfermedad podría ser un brote de “histeria colectiva”.

Una de las representantes del Ministerio de Salud tuvo otra idea. Según el periódico mexicano “excelsior” la directora del Centro Nacional para la Salud de la Infancia y la Adolescencia, Versa Richardson, le envió un e-mail -reproducido por el periódico- a la superiora del colegio en el que decía que habían averiguado que las niñas jugaban “ouija” y que seguían haciéndolo.

Luego, Richardson añadía que tal vez el juego espiritista había desencadenado la crisis de las alumnas.

Jorge Alvarez, director del Programa de Atención a Víctimas de Desastres Naturales y Humanos de la UNAM, dijo que el diagnóstico de la autoridad era “irresponsable”, ya que lo que causa la histeria colectiva es la represión de los afectos y de las formas de conducta.

“Como diagnóstico es una barbaridad (…) Es tener una salida que puede sonar razonable para la gente que cree en magia”, aseguró Alvarez. “Deberían buscarse razones en la disciplina que les imponen, en los valores que les inculcan”, concluyó.

Agencias