nav
Jueves 14 de Diciembre de 2017

¿Nos estamos enfrentando al postmodernismo o más bien al postcristianismo?

El experto en medios de comunicación, Phil Cooke, atribuye a que en la actualidad existen muchos pastores sin preparación y por eso existen tantos errores doctrinales.

  • Sociedad    
  • 19 abr 2007   

¿Qué sientes con esta noticia?

Los debates que han surgido en relación a la iglesia y el postmodernismo y como nos movemos adaptándonos o no a la era actual han hecho que la mayoría de los creyentes dejemos a un lado un factor muy importante, según un consultor cristiano especialista en medios de comunicación “En lugar de unirnos para impactar la cultura postmoderna, estamos perdiendo nuestro tiempo tratando de definir que es el postmodernismo, quien es muy postmoderno y quien no lo es en absoluto”.

Esta aseveración la ha hecho Phil Cooke de la empresa Cooke Pictures, en la prestigiosa revista Church Business.

Cooke asegura que en la cultura en que vivimos, muchas personas dicen ser cristianas pero en realidad no se pueden distinguir de los no-creyentes. El experto en medios de comunicación atribuye a que en la actualidad existen muchos pastores sin preparación y por eso existen tantos errores doctrinales.

“Nuestro evangelismo está en desventaja si no creemos correctamente en relación a quién es realmente Dios y que significa ser cristiano” continua diciendo.

Según un estudio reciente del Grupo Barna el 38% de la población adulta norteamericana se llama así misma evangélica pero en realidad sólo el 19% pueden ser considerados según los criterios que este grupo consultor cristiano enunció y que definen a un evangélico con parámetros definidos.

El estilo de vida de los cristianos nacidos de nuevo en realidad no difiere mucho al de los otros grupos, revela el estudio de Barna. En otros estudios también se resaltan los problemas que afrontan los cristianos, incluyendo a pastores, en relación a la plaga pornográfica de esta era. Por otro lado también hay indicadores que señalan que el divorcio es incluso mayor entre los creyentes norteamericanos que entre los no creyentes alcanzando la escandalosa cifra del 50 por ciento.

“Lo que usted cree pasa a ser irrelevantes si en realidad usted no actúa y vive de acuerdo a sus convicciones cristianas”, enfatizó Cooke en su revista y se afianza diciendo que “El pastor Rick Warren dice que nos hemos movido de vivir en función a lo que creemos a vivir en relación a eventos religiosos”

Como se sabe Warren, es el pastor de la megaiglesia de Saddleback Church en Lake Forest, California y muchas veces en sus enseñanzas ha manifestado que cree que a la Iglesia se le han amputado las piernas y los brazos y sólo le queda una “boca muy grande”.

La mente postmoderna, sin embargo se confronta con el estilo de vida de los creyentes según dice Cooke. Cabe señalar que en los Estados Unidos “el que las iglesias ayudasen en forma masiva a las víctimas del huracán Katrina, ha impactado mucho más a la cultura que la gran biblioteca de predicaciones que se puede generar con lo que se ha dicho en los últimos años en años en relación al aborto, el matrimonio gay o la eutanasia”. Las iglesias no deben sólo enseñar la doctrina sino vivirla en la esfera pública y “el meollo está en el balance”.

Según Cooke el postmodernismo es un tema que se debate en la mayoría de las iglesias de hoy, sin embargo “no hemos notado algo que es más importante, y es que la sociedad se ha vuelto post-cristiana”.

El problema no está en la cultura postmoderna, sino en la cultura postcristiana. Hoy en día la mayoría de las personas no entienden el “lenguaje de las iglesias”, tampoco reconocen que la Biblia sea una autoridad, y por otro lado los cristianos hemos perdido la noción de como somos percibidos por la cultura.

“Todo esto hace que los no-creyentes nos vean como gente fuera de tiempo, o peor aun como si nos faltase un tornillo”, señaló Cooke “… mientras tanto nosotros estamos muy ocupados argumentando en las paredes de las iglesias acerca del postmodernismo, una cultura que en realidad ya ha pasado”

Cooke le recuerda a los líderes cristianos que si tema del postmodernismos es para debatir, esto no nos debe distraer de la misión y es que los cristianos debemos hablar en un lenguaje capaz de ser asimilado por las personas que están en esta cultura postcristiana. “Y para impactar, lo que tenemos que hacer es dedicarle tiempo a comprender, a relacionarnos y a amar a esa gente que podría pensar que nos falta un tornillo”

entreCristianos.com