nav
Domingo 24 de Septiembre de 2017

El Papa no quiere que los católicos se pasen a las «sectas evangélicas»

El papa Benedicto XVI intenta detener la ola de fervor protestante (“sectas evangélicas”) en estos días en Brasil en su primera visita a Latinoamérica.

  • Sociedad    
  • 15 may 2007   

¿Qué sientes con esta noticia?

El papa Benedicto XVI intenta detener la ola de fervor protestante (“sectas evangélicas”) en estos días en Brasil en su primera visita a Latinoamérica. En un intento por revitalizar a los más de 100 millones de católicos de Brasil, ha canonizado al primer santo nacido en el país, celebrado misas con menor asistencia de la esperada, y participado en una conferencia de los obispos latinoamericanos y del Caribe.

Los expertos dudan de que el viaje papal de cinco días, revierta la migración de católicos que están pasando a las filas de los protestantes o simplemente dejaron de asistir a misa.

Casi la mitad de los 1.000 millones de católicos del mundo vive en América Latina, pero las iglesias evangélicas (especialmente las pentecostales) vienen creciendo en una región donde la división entre los ricos y pobres está entre las peores del planeta.

De acuerdo con el censo brasileño, el porcentaje de ciudadanos que se califican de católicos cayó de 89% en 1980 a 74% en el año 2000, mientras que los que se identifican como evangélicos o protestantes subieron en el mismo período de 7% a 15%.

El giro en las filas católicas ha coincido con la lucha de los líderes del Vaticano en América Latina contra una serie de factores que van desde la distribución gratuita de condones en Brasil para combatir el sida, el crecimiento de los matrimonios de divorciados y que no son reconocidos por la ICR.

Esta disminución de fieles católicos sumado a la severa escasez de clérigos da como resultado una situación realmente difícil de manejar para Roma.

Algunos ven en el Papa de origen alemán a un hombre que carece de contacto con el mundo en desarrollo, aunque el Vaticano recientemente resaltó las preocupaciones del Papa con los problemas que van desde la pobreza y la deuda externa hasta la lucha contra el tráfico de armas.

La Iglesia católico-romana (ICR) ha intentado hacerse relevante en la vida brasileña, promoviendo ante el gobierno la entrega de tierras a campesinos y la eliminación de las condiciones de trabajo esclavizante en el Amazonas.

Pero los expertos afirman que las iglesias evangélicas han sido más efectivas.

Luis Lugo, director del no gubernamental “Foro Pew sobre Religión y Vida Pública”, con sede en Washington, dijo que los evangélicos generan un sentido íntimo y personal de comunión con Dios. Además afirmó que tienden a generar un sentido muy fuerte de comunidad con un mayor porcentaje de protestantes que participan activamente en pequeñas actividades como el estudio de la Biblia, investigación, ofrecimiento de ayuda financiera, búsqueda de empleo…

ACPress.net